¿Qué cubre mi seguro de coche?

El seguro de coche cubre los daños personales hasta un máximo de 70 millones de euros. La indemnización material puede llegar hasta los 15 millones. 

¿Qué cubre mi seguro de coche?
El seguro de coche cubre hasta 85 millones
  • ¿Sabías que aunque tengamos un seguro a terceros y nos roban el coche los posibles daños materiales y personales causados en un accidente sí que estarían cubiertos?

Muchas veces tenemos contratados seguros y no conocemos sus coberturas. Están ahí, y sin embargo pagamos por arreglar cosas que nos hubiesen salido gratis. Lo sabríamos si hubiésemos leído la póliza.  ¿Sabías que el seguro de hogar, por ejemplo, te cubre el robo (no el hurto) del bolso? Pues lo mismo ocurre con el seguro de coche.

Lo contratamos, lo metemos en la guantera y ahí se queda. Sólo lo sacamos si nos lo piden en algún control o, en el peor de los casos, si tenemos que llamar a la grúa. ¿Alguien sabría decir qué cubre exactamente su seguro de coche? Pues debería, así que ya tenemos lectura obligatoria.

El seguro de coche cubre hasta 85 millones


Damos por supuesto que todos los conductores saben que hay dos tipos de seguros:

1. El obligatorio, que cubre los daños causado a terceros.

2. A todo riesgo. También cubre los daños personales y materiales del vehículo que causante del accidente.

Pero probablemente pocos conocen la cuantía máxima cubierta por siniestro. Desde el año 2008, el seguro de coche cubre los daños personales hasta un máximo de 70 millones de euros. La indemnización material puede llegar hasta los 15 millones. 

Además, hay pólizas que sí cubren los siniestros causados por catástrofes naturales o acciones terroristas. ¿La tuya incluye esa cobertura?

El seguro de coche cubre los daños por robo


Mención aparte merece el robo.

¿Sabías que aunque tengamos un seguro a terceros y nos roban el coche los posibles daños materiales y personales causados en un accidente sí que estarían cubiertos? La indemnización correrá a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros. 

¿Has declarado todos los elementos susceptibles de robo que no vengan de serie? Aunque tengamos un seguro de coche a todo riesgo, puede que tengamos problemas con la compañía si nos roban, por ejemplo, el navegador, y no lo habíamos listado a la hora de contratar el seguro. 

¿Qué pasa con los retrovisores? Si tenemos un seguro a terceros que también cubra el robo podemos encontrarnos con que los retrovisores e insignias de la marca no están incluidos. Y sólo nos daremos cuenta cuando lo necesitemos. Ojo a lo que firmamos

¿Están cubiertas los neumáticos? Pues por sí solos no. Así que si nos roban las ruedas, mejor decir que también se han llevado las llantas.

Las llaves del coche, la batería, el catalizador y cualquier accesorio fijado al coche (como cofres o bacas) tampoco suelen estar cubiertos.

Por eso siempre está bien contratar una compañía que te permita configurar un seguro de coche a la carta. Sabremos lo que estamos firmando porque nosotros lo habremos elegido.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados