Propiedades y beneficios del jabón de azufre para tu mantenimiento

La composición de los jabones de azufre no rebasan el 10% de pureza, ya que para que sean efectivos no requieren elevadas cantidades de este mineral.

Propiedades y beneficios del jabón de azufre para tu mantenimiento
Lleva utilizándose desde hace años en tratamientos para la piel

El cuidado de la piel debería ser una rutina diaria que permitiese mantener la dermis en las condiciones más óptimas. Cuidado éste que a menudo es pasado por alto, dando lugar a pieles abandonadas que pueden llegar a dar problemas de salud. Entre los muchos remedios para no llegar a ese extremo está el jabón de azufre

Mineral de olor intenso, cargado de propiedades curativas. Fundamentalmente sirve para mantener sana la piel, el pelo o las uñas. El tener propiedades astringentes, desinfectantes y antiinflamatorias, lo convierte en un mineral sanador. Está presente en todos los seres vivos, pero en cantidades muy pequeñas. En cambio en la naturaleza sí abunda en cantidades mucho mayores. Al ser muy intensa la acción del azufre, su uso sobre la piel debe hacerse en dosis moderadas, ya que en mayor cantidad podría generar irritaciones. Se le suelen añadir otros excipientes como aceites naturales, glicerina o compuestos hidratantes, potenciadores de las propiedades del azufre para conseguir el máximo nivel de sanación

Por este motivo los jabones de azufre tienen una composición que normalmente no supera el 10% de pureza, no siendo necesaria mayor cantidad de azufre para producir efectos beneficiosos; de ahí que comprar azufre para la fabricación casera de jabones o comprar éste ya manufacturado sea hoy una práctica súper extendida entre quienes lo precisan para quienes padecen alguna de las siguientes circunstancias. 


Descubre los beneficios del jabón de azufre


 
Las propiedades astringentes, desinfectantes y antiinflamatorias del azufre son utilizadas para tratar problemas de la piel y el cabello como:
 

Jabón de azufre para el acné

Molesta alteración dermatológica generada por las alteraciones hormonales que produce la adolescencia. La secreción excesiva de grasa en la cara, unida a la acumulación de bacterias da lugar a la inflamación folicular.

Con la utilización del jabón de azufre se consigue retirar el exceso de grasa y regular sus niveles en la cara. 
 

Dermatitis, aliviada con jabón de azufre

En concreto la dermatitis seborreica, relacionada con la alteración en la producción de sebo. Se produce una descamación de la piel. Con la ayuda del jabón de azufre se reducen sus efectos.

Una vez que se consigue, no hay que continuar con su uso ya que podríamos dejar la piel demasiado seca.
 

Soriasis y el jabón de azufre: un remedio natural

Está relacionada con el sistema inmune. Genera escamaciones en diferentes zonas de la piel, como pueden ser dedos, cuello, piernas… Las propiedades antimicrobianas y desinfectantes del jabón de azufre ayudan a mitigarla.

Sin embargo, hay que combinarla con fármacos para que sea más efectivo el tratamiento.
 

Cabellos grasos, con jabón de azufre

Ideal para aquellos cabellos grasos. Ayuda a regular los niveles de sebo y deja el pelo suave. Hay muchos champús hoy en día que lo integran.
 

Usado para calmar irritaciones y rojeces

Para aquellos que sufren irritaciones y rojeces, lo pueden usar no sólo en la cara, sino también en el resto del cuerpo, aprovechando así al máximo el beneficio que aporta el jabón de azufre. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados