Productos reutilizables que te ayudarán a ahorrar

¿Sabías que el uso de productos reutilizables te puede ayudar a ahorrar dinero y a cuidar del medio ambiente? A continuación te contamos cómo reducir tus residuos pasándote a los productos reutilizables.

Productos reutilizables que te ayudarán a ahorrar
Cambiando tus hábitos podrás ahorrar y proteger el medio ambiente

Pasarse a los productos reutilizables conlleva diferentes ventajas, entre las que hay que destacar el cuidado del medio ambiente debido a la reducción de residuos y el gran ahorro que este cambio de hábito puede causar a tu economía familiar.

Cambiar tus rutinas y emplear productos reutilizables no tiene porqué suponer un drama, ya que mudando algunas de tus costumbres, no solo podrás ayudar a que nuestro planeta esté más limpio, también conseguirás economizar en los gastos de tu día a día.

Si quieres saber qué nuevos hábitos puedes empezar a adquirir para pasarte a los productos reutilizables, a continuación te damos algunos ejemplos que seguramente te podrán ayudar enormemente. ¡No te los pierdas!

¿Cómo pasarse a los productos reutilizables?


1. Bolsas de plástico de tamaño pequeño

La cantidad de pequeñas bolsas de plástico que se pueden utilizar en un hogar es realmente alarmante. Por eso, si eres de los que utiliza una bolsa pequeña cada vez que quiere congelar algo y luego la tira a basura, es el momento de cambiar.

Compra bolsas de plástico más gruesas y con cierre hermético y conseguirás reducir tus residuos inmensamente. Sí, puede que este tipo de bolsas sean más caras, pero a la larga también conseguirás ahorrar, porque podrás reutilizarlas varias veces.

2. Manteles y servilletas de papel

Utilizar manteles y servilletas de tela en vez de las de papel, supone un gran ahorro a tu bolsillo, del mismo modo que ayuda al medio ambiente debido a la reducción de residuos.

Del mismo modo, conviene aminorar el uso del rollo de papel de cocina utilizando un paño de microfibras para realizar determinadas limpiezas. Este cambio no solo te ayudará a ahorrar, también te permitirá que las limpiezas sean más eficaces.

3. Filtros de café

Si eres de los que utiliza un filtro de papel cada vez que prepara el café, hacerte con un filtro reutilizable, por ejemplo de los de acero, te ayudará a ahorrar y a reducir los residuos cada vez que te apetezca un café.

Por otra parte, si eres de los que hace su café con cápsulas, siempre podrás consultar las políticas de reciclaje de la marca que sueles usar, ya que casi todas siguen directrices sostenibles con el medio ambiente.

4. Vasos de plástico

Tan sencillo como cambiar los vasos de plástico que tienes en la oficina o tu lugar de trabajo por una taza.

5. Botellas de agua

En la actualidad existen una infinidad de modelos de botellas de agua reutilizables. Con diferentes diseños y colores, tanto para hacer deporte como para llevar siempre contigo o a la oficina, de las que filtran el agua o la mantienen fría… una gran oferta entre la que sin duda encontrarás la que más se adapte a ti, permitiéndote ahorrar y disminuir es uso de botellas de plástico, contribuyendo así a mantener un planeta más sostenible.

6. Pilas

Si todavía tienes algún dispositivo que funcione a pilas, intenta hacerte con unas recargables. A pesar de que en un principio puedan resultar más caras, al igual que el cargador, a largo plazo habrá valido la pena haber hecho dicha inversión.

7. Embalajes para comida

Cambiar los embalajes de usar y tirar por tuppers no solo reducirá inmensamente los residuos que se pueden generar cada día con este tipo de embalajes, también te ayudará a ahorrar, ya que en muchos establecimientos cobran por este tipo de embalajes cada vez que te llevas la comida.

8. Bolsas de la compra

Se trata de uno de los cambios a los que muchos se han sumado en los últimos años. En la actualidad, los supermercados cobran a sus clientes por cada bolsa que se llevan del establecimiento. Por eso, si quieres ahorrarte unos céntimos cada vez que vas a hacer la compra y quieres contribuir a mantener un planeta sostenible, hazte con una bolsa reutilizable y llévala contigo siempre que vayas al supermercado.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados