¿Qué son los préstamos personales?

Capital, intereses y cuotas. Estos son los tres conceptos que hay que tener claros a la hora de solicitar préstamos personales

¿Qué son los préstamos personales?
Son préstamos personales porque las garantías son los bienes del deudor
  • Son un producto bancario que permite recibir una determinada cantidad de dinero de una entidad de crédito a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos

¿Qué son los préstamos personales?


Los préstamos personales son definidos por el Banco de España como "un producto bancario que permite recibir una determinada cantidad de dinero (el denominado capital del préstamo) de una entidad de crédito (prestamista), a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos (las llamadas cuotas)".

Y son personales porque normalmente sólo se necesitan como garantía los bienes del deudor.

En el mercado tenemos varios tipos de préstamos personales, dependiendo de para qué los vamos a utilizar. Las finalidades más comunes son:

1. Realizar un viaje.
2. Realizar obras en casa.
3. Comprar un coche
4. Renovar los electrodomésticos o el ordenador.
5. Pagar los estudios.
6. Crear una empresa.

De la finalidad dependerá tanto el importe que nos concederá la entidad bancaria como el plazo de devolución. Si decimos que queremos el dinero para comprar un ordenador no tiene sentido pedir 10.000 euros. Por eso, puede que nos pidan una factura proforma antes de concedernos el préstamo.

El plazo de los préstamos personales dependerán del producto


Lo mismo ocurre con los plazos de devolución. Lo recomendable es que la amortización sea inferior a la vida útil del producto para el que hayamos pedido la financiación. Por ejemplo, el crédito para un coche deberíamos ponerlo a, como máximo, 8 años. Hay 2 tipos de préstamos:

A plazo. El banco sólo puede exigir la cantidad prestada una vez transcurrido el plazo.
A la vista. Pueden pedirnos el dinero cuando quieran.

Otros tres conceptos que debemos tener claros a la hora de solicitar préstamos personales son:

1. Capital. Es el dinero que vamos a pedir. Lo mejor es pedir sólo la cantidad que necesitemos realmente. Aunque también dependerá de lo que el banco esté dispuesto a prestarnos en función de nuestra solvencia. El importe de los préstamos personales no suele ser muy alto, pero ING Direct concede hasta 60.000 euros.

2. La TAE: Es la Tasa Anual Equivalente o Efectiva e incluye la suma del tipo de interés nominal los gastos y comisiones bancarias más el plazo de la operación.

3. Las comisiones: Son las tarifas que aplica la entidad bancaria por apertura, cancelación anticipada, amortización o impago.

4. El interés. Puede ser fijo (siempre es el mismo), variable (se revisa periódicamente) o mixto (al principio es siempre el mismo, pero después se revisa).

¿Qué documentos necesito para los préstamos personales?


En cuanto tengamos claro todo lo que conlleva contratar préstamos personales, el siguiente paso es preparar la documentación. Por regla general, las entidades financieras nos pedirán:

  • El DNI, Tarjeta de Residencia o Pasaporte.
  • La última Declaración de la Renta.
  • Las últimas nóminas.

Pero lo mejor es acudir a nuestra oficina, ya que es allí donde nos conocen y tienen nuestro historial de crédito. Eso es un punto a nuestro favor a la hora de conseguir el préstamo.

En conclusión: si vamos a pedir préstamos personales debemos tener claro que necesitamos el dinero realmente, para qué lo vamos a utilizar y en cuánto tiempo lo vamos a devolver.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados