Prescripción de la deuda con Hacienda

Descubre todo lo que gira en torno a la prescripción de la deuda con Hacienda. Conoce sus características, plazos y derechos de reclamación en nuestro siguiente artículo.
 

Prescripción de la deuda con Hacienda
La Agencia Tributaria también te puede perdonar

Una de las características de las deudas tributarias y otro tipo de deudas, es que no son eternas.

La ley establece unos plazos para reclamar una deuda, y pasado ese tiempo se considera que prescribe. Es decir, no se exigirá el pago de la misma a no ser que se haya iniciado un proceso judicial, lo que para el reloj hasta que este se resuelva.

La Agencia Tributaria también perdona sus deudas cuando prescriben tras el paso de un determinado tiempo.

La prescripción de la deuda con Hacienda, marca ese límite de tiempo en 4 años desde el día siguiente en que finaliza el plazo reglamentario de presentación de la declaración.

Si tienes pensado reclamar una deuda o ya lo has hecho y ha pasado el tiempo suficiente como para prescribir, conoce todas las características sobre la prescripción de la deuda con Hacienda que te presentamos a continuación.
 

¿Cuándo prescribe una deuda con Hacienda?

El artículo 66 de la Ley General Tributaria indica que el plazo de prescripción de la deuda con Hacienda es de 4 años a contar desde el día siguiente al que finaliza el plazo reglamentario de la presentación de la declaración.

En caso de existir alguna acción de investigación o reclamación por parte de la Administración, este plazo será interrumpido hasta nueva orden. 
 

¿Cuánto tiempo tiene Hacienda para revisar la declaración de la renta?

Son cuatro años desde el final de la campaña de IRPF del ejercicio correspondiente.

La sociedad tiene una falsa creencia por la que piensan que el periodo es de 5 años, ya que la declaración de este año (2016), se hace con los datos de IRPF del año pasado (2015), extendiéndose el plazo de este periodo hasta 2020.

Precisamente por esto se crea cierta confusión de años entre los ciudadanos, ya que muchos cuentan desde el año de ejercicio de IRPF, en vez de tomar como referente el año de la declaración de la renta que se realiza sobre tal ejercicio.
 

¿Qué pasa si existe delito fiscal?

 Los plazos cambian si hay delito contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social. Depende del tipo de delito fiscal que exista, los plazos serán unos u otros. 
 

- Delito fiscal general: se considera este tipo de delito cuando son defraudados más de 120.000 euros de cuota y su plazo de prescripción pasa a ser de 5 años. 

- Delito fiscal agravado: se considera este tipo de delito cuando son defraudados más de 600.000 euros de cuota y su plazo de prescripción pasa a ser de 10 años, con la posibilidad de imponerse periodos de prisión de entre dos y seis años.
 

Derechos que prescriben tras el plazo de 4 años 

- El derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación. 

- El derecho de la Administración para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas y autoliquidadas.

- El derecho a solicitar las devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo, las devoluciones de ingresos indebidos y el reembolso del coste de las garantías. 

- ​El derecho a obtener las devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo, las devoluciones de ingresos indebidos y el reembolso del coste de las garantías. 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados