Cómo preparar pasta casera paso a paso

Te explicamos paso a paso cómo preparar pasta casera para acompañar con cualquier receta, de una manera tan sencilla que tan solo requiere de tus propias manos.

Cómo preparar pasta casera paso a paso
Puedes ayudarte con una máquina especial para pasta o hacerla con tus propias manos

Preparar pasta casera es una manera auténtica de adentrarnos en esta parte de la gastronomía italiana. A pesar de que requiere de tiempo y atención, la pasta es sencilla de hacer y los ingredientes que necesitamos son muy básicos: harina o sémola de trigo, huevos y sal. Si vamos a emplear harina, será mejor que sea una harina floja.

El proceso requiere de mezclar los ingredientes y amasarlos hasta conseguir una masa compacta y elástica. Una vez esté lista, procederemos a aplanarla, obteniendo un grosor fino. Luego, procederemos a hacer los correspondientes cortes a la masa, según el tipo de pasta que queramos cocinar.

 

Cómo preparar pasta casera al huevo

preparar-pasta-casera

Ingredientes

  • 400 g de harina
  • 4 huevos
  • Sal


Modo de preparación

Para preparar pasta casera, vertemos toda la harina sobre una mesa o tabla de madera y la amontonamos. Practicamos a continuación una hendidura u hoyo donde vamos a echar los cuatro huevos, acompañando con un poco de sal. Con un tenedor, vamos a ir batiendo los huevos.

Ahora vamos a mezclar todos los ingredientes. Desde los bordes, iremos poco a poco tapando con el tenedor el hueco con la harina y proseguimos con las manos, hasta conseguir una masa consistente. Continuamos amasando de forma manual. El proceso de amasado suele llevarnos unos 15 minutos, aunque cuanto más tiempo dediquemos, mejor será el resultado. El objetivo es conseguir una masa homogénea, elástica y sin grumos.

Cabe la posibilidad de rectificar cuando estemos amasando, echando más harina si la masa estuviera húmeda y pegajosa, o bien más huevo batido si está bastante seca.

Una vez terminemos de amasar, dejaremos en reposo la masa, envolviendo la bola resultante en film transparente, y colocándola dentro del frigorífico. Y sacaremos la masa de la nevera pasada la media hora.

De nuevo sobre la mesa, sobre la que previamente hemos vertido un poco de harina, colocamos una cuarta parte de la pasta. El resto lo dejamos en el film para no dejarlo al aire, ya que podría secarse. Extendemos un poco la masa sobre la mesa. Ahora metemos la pasta en el rodillo de una máquina para preparar pasta casera y la pasamos. Repetiremos esta acción hasta que la pasta esté lo suficiente seca, amalgamada y fina. Durante este proceso, aplicaremos sobre la superficie harina si la notamos húmeda.

Con la misma máquina, aplicaremos el corte deseado. El grosor dependerá del tipo de pasta que queramos cocinar.

Tanto el amasado como el corte pueden hacerse de forma manual, con la ayuda de un rodillo y un cuchillo, tal como nos indica Maria lunarillos.

Reservamos la pasta empapándola de harina para que no se pegue. Y ya solo quedará cocerla en agua hirviendo. El tiempo necesario varía según el tipo de pasta.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: