¿Tienes que preparar tus exámenes? Estos son nuestros consejos

¿Ya sabes cómo vas a preparar tus exámenes? Descubre cómo enfrentarte a la presión y ansiedad de estas fechas para conseguir los mejores resultados gracias a los consejos que te presentamos a continuación.

¿Tienes que preparar tus exámenes? Estos son nuestros consejos
Aprende a gestionar tu ansiedad y expectativas

Durante la época de exámenes es necesario optimizar el rendimiento mental y cognitivo para poder hacer frente a las exigencias académicas.

La concentración, memoria, raciocinio, ansiedad y gestión de las expectativas son factores que influyen intensamente a los estudiantes durante esta época tan crucial del curso escolar.

Sin embargo, el cansancio, el calor, la presión de los resultados y las ganas de comenzar las vacaciones con unos buenos resultados académicos, hacen que la época de exámenes se convierta en un momento de estrés y desgaste para los estudiantes.

Dependiendo del alumno, unos sufren más durante esta época, mientras que otros se lo toman de forma más relajada. Pero de todos modos, un examen siempre es un momento de prueba en el que demostrar los conocimientos adquiridos durante el año.

De este modo, el resultado de las pruebas acaba por ser el fruto del esfuerzo y estudio dedicados a la materia. Lo que siempre acaba por generar unas ciertas expectativas, las cuales pueden desencadenar algún tipo de estrés, ansiedad y nerviosismo. Factores que no son nada beneficiosos para demostrar tus conocimientos reales durante un examen.

Es por ello que para preparar tus exámenes resulta necesario comenzar a gestionar mejor estos factores y así evitar que incidan negativamente en los resultados de estos.

La gestión de las expectativas es una habilidad mental y emocional extremadamente fundamental para lograr sobrevivir equilibradamente a todas las pruebas en la vida, especialmente durante las épocas de exámenes. De este equilibrio surge naturalmente la concentración, una buena capacidad de raciocinio y el contar con una memoria más sólida.

Aprende a preparar tus exámenes gestionando tus expectativas

Orientar la atención hacia el estudio, te permitirá no desconcentrarte con las expectativas y resultados futuros de un examen, el cual todavía estás empezando a estudiar. Es por ello que simplemente debes intentar concentrarte en el presente y en estudiar. De este modo no perderás el tiempo ni la concentración pensando antes de tiempo en los resultados.

En muchos casos los resultados de los exámenes son la única motivación para el estudio, por lo que es probable que surja cierto miedo a una mala nota o de lo contrario, deseo por obtener una buena calificación. Este miedo y deseo terminan por proyectar la concentración y la atención en el futuro y no en el presente. Lo que finalmente termina por bloquear los mecanismos esenciales del intelecto, impidiéndote así estudiar en el momento que es preciso, es decir, el presente.

El truco está precisamente ahí, en centrarse en el presente, aprovechar tanto la concentración durante las horas de estudio, como las pausas, las comidas o las horas de sueño y descanso. De este modo no tendrás que preocuparte por la incertidumbre de lo que vendrá, ni de las buenas o malas calificaciones, ni de los miedos o deseos que pueden generarse durante las épocas de exámenes.

Enfrentarte al estudio con esta actitud, sin miedos ni ansiedades, te permitirá adquirir una mayor libertad y satisfacción a la hora de estudiar, lo que ayuda a ampliar tu espacio cognitivo y ser más fuerte ante las situaciones de estrés que pueden existir durante los periodos de exámenes.

Por otra parte, conseguirás fomentar tanto la concentración como la creatividad, la memoria o la espontaneidad. Factores que sin duda se verán reflejados positivamente en los resultados de tus exámenes al final del curso.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados