Preparar el coche para viajar: ¿En qué deberías fijarte?

Te contamos cuáles son los puntos clave que no debes pasar por alto a la hora de preparar el coche para viajar con seguridad y tranquilidad.

Preparar el coche para viajar: ¿En qué deberías fijarte?
Hay ciertos cuidados necesarios que debes tomar antes de salir a la carretera

Si estás pensando en un destino vacacional, puede que hayas elegido uno que quede relativamente cerca, y de ser así, conducir hasta dicho destino puede ser una excelente idea… siempre y cuando no olvides preparar el coche para viajar.

Hay ciertas partes del vehículo a las que debes prestar especial atención, no solo para tener un viaje seguro, sino para evitarte leves dolores de cabeza durante tu viaje que puedes resolver de antemano.

Hoy queremos contarte cuáles son esas partes de tu vehículo que deben estar en la parte alta de la lista en tu revisión. Cuando compruebes que no hay inconvenientes y los marques, será momento de salir a la carretera.

¿Cómo preparar el coche para viajar?

Si eres de los que va frecuentemente a hacer revisiones mecánicas, preparar el coche para viajar será cuestión de unos pocos minutos. Pero si no es el caso, presta atención a la siguiente lista.

Los neumáticos

Al preparar el coche para viajar, lo primero que deberás revisar son los neumáticos, por razones obvias: en un viaje largo, ningún elemento trabajará más que las ruedas.

Debes comprobar que las líneas de cada rueda tengan una profundidad aceptable (unos 2 milímetros), que no tengan golpes, deformaciones, clavos o aberturas sospechosas y – por supuesto – que no te falte la de repuesto.

Los frenos

A la hora de preparar el coche para viajar, los frenos son tan importantes como los neumáticos. Para comprobar que todo marche bien – mejor dicho, que todo pare bien – da una vuelta con el coche y frena varias veces para comprobar la reacción de los mismos.

Si oyes cualquier ruido, no dudes en consultar con un mecánico para un mejor diagnóstico.

Las luces

Para comprobar que todo está bien en este apartado solo debes encender las luces y comprobar que funciones, y que tengan buena intensidad. No te llevará más de dos minutos.

El nivel de aceite

Esto tampoco te llevará demasiado tiempo. Comprueba que el nivel de aceite sea el adecuado y que no ha pasado demasiado tiempo desde el último cambio. Si llevas un control deberías saber exactamente cuándo es momento de poner aceite nuevo.

Otros líquidos

Este elemento no es tanto una medida de seguridad, sino una que te evitará dolores de cabeza. Revisa el agua de radiador, el líquido de refrigeración y hasta el agua del limpia parabrisas. Al igual que con el aceite, no llevará más que unos pocos minutos.

Las herramientas

Si todo marcho bien en los puntos anteriores, casi con seguridad tendrás un viaje placentero, pero cualquier cosa inesperada puede pasar; así que es mejor que también compruebes que también tengas las herramientas necesarias para una rápida reparación: desde el triángulo de señalización hasta el gato hidráulico.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados