Prepara un menú de comida americana típico de Acción de Gracias

El Día de Acción de gracias tiene un menú de comida americana basado en alimentos relacionados con las cosechas de final de verano y otoño.

Prepara un menú de comida americana típico de Acción de Gracias
En 1941 Roosevelt fijó la celebración el cuarto jueves del mes de noviembre

Aquí en España la mayoría de nosotros conocemos el Día de Acción de Gracias por las películas y series norteamericanas. Para ellos el Thanksgiving Day. Una fiesta que particularmente no nos dice nada, y que tan sólo recordamos por ver a las familias del país del Tío Sam sentadas alrededor de la mesa con un gran pavo relleno en el centro. Aunque sin duda se trata de uno los ejemplos más clásicos de la comida americana

El origen de esta celebración se remonta al siglo XVII, época de los primeros colonos. Cuenta la leyenda que en 1620, tras un durísimo invierno, la población se vio sin alimentos con los que mantenerse. Entonces fueron ayudados por los nativos, los cuales compartieron sus alimentos con ellos y les enseñaron a cazar, pescar y cultivar la tierra.

La cosecha del año siguiente fue buena y los colonos invitaron a los nativos a un banquete para agradecer tanto su ayuda como sus enseñanzas. Suele situarse este hecho en Plymouth (Massachusetts), aunque parece que esta celebración de agradecimiento por las buenas cosechas se localiza también en otros estados del país. Pero la idea se extendió y convirtió en tradición. Lincoln estableció la fiesta el último jueves de noviembre, hasta que llegó Roosevelt en 1941 y la cambió definitivamente para el cuarto jueves de noviembre. Fecha por cierto que seguida ese mismo viernes por el también famoso Black Friday.



Menú típico de comida americana en el Día de Acción de Gracias


 

Para los americanos, este día es casi más importante incluso que el día de Navidad. Representa algo totalmente autóctono. Por ello, las familias se reúnen casa de padres y abuelos para repetir un año más los mismos platos y las mismas tradiciones.

Cada familia tendrá también sus propias recetas y platos propios para la ocasión, pero los que nunca fallan en ninguna casa son:

 

Pavo Asado

Como casi todo en Norteamérica, suele ser de gran tamaño. Ideal, eso sí, para alimentar a la numerosa familia que se reúne en torno a la mesa. Su preparación lleva muchas horas de horno y un sazonado especial para que se obtenga una carne jugosa.

El relleno, a base de pan, hierbas y algunas veces carne picada. Este relleno, llamado stuffing, puede ir dentro del propio pavo, o bien incluso servirse como guarnición. Otro acompañante fundamental es la salsa de arándanos de la variedad roja, y el gravy, que es la salsa que se hace con los jugos del pavo.
 


Platos de acompañamiento

Junto al plato principal, que es el pavo, los vegetales y hortalizas de temporada siempre están presentes. Así las judías verdes, el boniato o la calabaza son imprescindibles. También el puré de patatas que se come aliñado con la salsa elaborada con los jugos del pavo. 

Zanahorias y nabo braseado, las ensaladas, las coles de Bruselas, gratinados variados son muy consumidos. Para empujar, nada mejor que usar panecillos y pan de maíz. 
 


Postre

Las tartas del Día de Acción de Gracias se denominan pie. A nosotros nos puede sonar por la conocida canción de Don McLean American Pie, o incluso la serie de películas para adolescentes con el mismo nombre.

Constituyen uno de los ejemplos más típicos de comida americana. La variedad es inmensa pero tienen en común su base y cobertura de corteza, elaborada generalmente con harina de trigo. Luego se pueden rellenar de manzana, arándanos, chocolate, zanahoria, calabaza, nueces pacanas…

Durante toda la comida, los platos se sirven acompañados con sidra de manzana caliente aliñada con especias o espumoso de sidra de manzana, fermentado a la manera tradicional.

Aunque no hay una decoración tan típica para este día como lo son los alimentos que se consumen, algunas ideas para adornar de una manera especial tal día son:
  • Colocar un centro de mesa con un buqué de flores de otoño.
  • Hacer tarjetas de Acción de Gracias y meterlas en un vistoso recipiente colocado sobre una mesa. 
  • Colocar servilletas con forma de pavo que sorprendan a los niños.

 También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados