Prepara un cocido lebaniego de Cantabria para chuparse los dedos

¿Amas la gastronomía del norte? El cocido lebaniego es un plato típico de Cantabria. Te contamos paso a paso cómo hacer esta deliciosa receta perfecta para combatir el frío en invierno.

Prepara un cocido lebaniego de Cantabria para chuparse los dedos
Un plato altamente nutritivo


En Cantabria, la gastronomía tiene muy buena fama, tanto por su sabor como por su valor nutritivo. De entre los guisos locales destaca el cocido lebaniego, llamado así por ser típico de Liébana, en Cantabria.

Se trata de un plato consistente y sólido, con muchas calorías y pensado especialmente para resistir las épocas más frías del año.

Los ingredientes del cocido lebaniego son muy parecidos a los de otras recetas de la zona noroeste peninsular, como en Galicia o Asturias y llevan como toque especial los propios garbanzos de Liébana y un relleno hecho con miga de pan.


Combate el frío con esta receta de cocido lebaniego cántabro


INGREDIENTES (8 personas)

  • Medio kilo de garbanzos (si puedes, de Liébana)
  • Medio kilo de zancarrón de ternera
  • Un trozo de costillar adobado
  • Un trozo de cecina
  • 250 gr de tocino blanco
  • Un hueso de rodilla
  • Un hueso de jamón
  • 4 chorizos
  • 4 patatas
  • Una col de repollo
  • Fideos finos
  • Miga de pan
  • 2 huevos


PREPARACIÓN

1. Se dejan los garbanzos en remojo toda la noche del día anterior, y cuando empecemos a preparar el plato los escurrimos y lavamos junto a las piezas de carne y huesos.

2. Empezamos metiendo en la cazuela el hueso de jamón y de rodilla junto a las piezas de carne y cubrimos todo con agua, para calentar a máxima potencia. Cuando hierva el agua bajamos a fuego medio.

3. Conforme vamos quitando la espuma de la carne de la cazuela, metemos los garbanzos a la media hora y los dejamos cocer a un fuego alto durante una hora.

4. Una vez pase el tiempo requerido, ya es hora de echar las patatas peladas y troceadas junto al repollo limpio y cortado. Cocemos las patatas, la verdura y los garbanzos hasta que todo quede tierno. Ahora es cuando al quitar la olla del fuego reservaremos parte del caldo para la sopa, con un colador.

5. Llega la parte más divertida, servir el cocido correctamente. En primer lugar se pone en la mesa la sopa hecha con el caldo de cocido y unos fideos finos, para después añadir el segundo, con la carne y las verduras en una bandeja con los garbanzos.

6. Para el relleno del cocido lebaniego, usaremos los 2 huevos batidos junto a las migas de pan que se mezclan con el chorizo picado, ajo y el perejil. Dale un toque redondo a la masa y fríe las albóndigas para ponerlas junto a la bandeja de la carne, garbanzos y verdura.

Si algo queda claro con el cocido lebaniego es que se trata de un plato muy nutritivo y contundente, con un intenso sabor y un aporte de grasas y calorías alto, pensado para hacer frente al invierno y a las jornadas de trabajo.

Pruébalo con tu familia para reponer fuerzas en Navidad, ¡no te arrepentirás!

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados