Prepara recetas baratas eligiendo los ingredientes más económicos

Elaborar recetas baratas consiste, básicamente, en elegir las proteínas más baratas, comprar alimentos de temporada y aprovechar las sobras.  

Prepara recetas baratas eligiendo los ingredientes más económicos
Cambia el cordero por conejo o el besugo por lenguado

Me acuerdo de un día que mi marido me contó lo que gastaba un compañero suyo en comer durante todo el mes. No diré la cantidad, pero sí que en casa son cuatro y que gastan una cuarta parte que nosotros, que somos tres. Le dije, medio en broma, medio en serio, que iba a hablar con su mujer para que me dijese cómo lo hacía, que era imposible salvo que se alimentasen a base de arroz. 

En ese momento me picó la curiosidad y empecé a buscar recetas baratas. No fue difícil, en Internet hay cientos de ellas. El truco está, básicamente, en buscar los ingredientes más económicos y jugar con ellos.
 

Cambia las proteínas para conseguir recetas baratas  


El ahorro se nota, sobre todo, cuando cambiamos las proteínas que estamos acostumbrados a comprar. También en comprar los alimentos de temporada y en aprovechar las sobras. Veamos algunos ejemplos:
 
  • Recetas baratas con carne: El cerdo, el conejo o el pollo son más económicas que la ternera o el cordero. El truco para ahorrar aún más es acompañarlas con ingredientes igual de económicos, como pueden ser el arroz, la pasta, las patatas, los ajos, las zanahorias o las cebollas.

En el caso del conejo o del pollo sale más barato comprarlos enteros y pedir al carnicero que nos lo parta. Si hacemos un arroz con conejo, un pollo guisado con patatas o unas salchichas guisadas comerán varias personas por muy poco dinero. 
 
  • Recetas baratas con pescado: Es verdad que el pescado no es precisamente barato, pero sardinas, truchas, pescadillas o chicharros son bastante más económicas. Por no hablar de las variedad que podemos encontrar en la sección de congelados, como la panga, el fletán, la perca o el abadejo. La calidad no tiene nada que ver con la del besugo o el lenguado, pero son baratos, versátiles y llenan el estómago.
 
  • Recetas baratas para el verano: Ensaladas de lechuga con huevo, de patatas, de coliflor, cremas frías (podemos utilizar las hortalizas más económicas) o gazpachos (si añadimos pan duro cunde bastante) son ideales para mantener la línea, comer saludable y gastar poco.
 
  • Recetas baratas para Navidad: Incluso hay recetas baratas para quienes no pueden cometer los excesos económicos típicos de esas fechas. Sólo tenemos que sustituir las carnes (el cordero por pollo) y pescados (el besugo por lenguado) más caros por otros más económicos. Otro día profundizaré más en el tema.
 
  • Recetas baratas para el postre: Está claro que lo más sano y económico es comprar fruta de temporada. Y si alguna se nos queda demasiado madura, nada de tirarla. Cogemos un poco de leche y hacemos helados o batidos. Si queremos darnos un capricho, nada mejor que los postres clásicos, esos que principalmente llevan huevos, harina, leche y azúcar. Un bizcocho, un flan, unas natillas, un pudding o incluso un arroz con leche son recetas baratas y más saludables que los dulces empaquetados del súper.

 

Recetas baratas aprovechando las sobras


También ahorraremos un montón de dinero si sabemos cómo aprovechar las sobras. Si te ha sobrado carne del cocido, haces unas croquetas. La pechuga del pollo asado que nadie quiere, la troceas y la echas a la ensalada. La salsa del pescado, la congelas y la utilizas cuando hagas un arroz. El caldo de cocer las patatas, los cuelas, echas unas verduras y haces un puré. Y los restos de la merluza pueden convertirse en un riquísimo pudding de pescado.

Como ves, preparar recetas baratas es posible. Sólo hay que echar un vistazo a la cantidad de menús que podemos encontrar en blogs y canales especializados. Por ejemplo, en canal cocina tienen un programa de “Recetas por 5 euros".

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente convocó un concurso de recetas que convirtieran alimentos que se fueran a tirar en nuevos platos. El resultado puedes verlo en este vídeo. 

 

También ha editado un libro con 25 recetas que te puedes descargar aquí gratuitamente.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos los siguientes:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados