Preguntas trampa frecuentes en una entrevista de trabajo

¿Por qué quiere cambiar de empresa? Esa es la pregunta trampa que más se repite en cualquier entrevista de trabajo. Aquí aprenderás a responder esa, y otras.

Preguntas trampa frecuentes en una entrevista de trabajo
Debemos ser sinceros, pero sin pasarnos

En un artículo anterior hablábamos de las preguntas que suelen hacerse en una entrevista de trabajo y que pueden considerarse como ilegales.

Pero los procesos de selección dan para mucho, y también es frecuente que el entrevistador trate de ver cómo reaccionamos ante ciertas situaciones. 
 


Las preguntas más frecuentes

 
Muchas de las preguntas que nos hacen en una entrevista de trabajo tienen doble intención.

A continuación haremos un listado con las preguntas trampa más frecuentes con las que nos vamos a encontrar.
 

1. ¿Por qué quiere cambiar de empresa? 

 
Es una de las que más se repiten. Lo que en realidad está evaluando el entrevistador es lo que busca el candidato en una empresa y su grado de compromiso para con ella.

En este caso, siempre debemos afrontar la respuesta en positivo. Podemos argumentar alguno de estos motivos:
 
  • Estoy buscando nuevos retos.
  • Quiero aprender cosas nuevas.
  • Quiero crecer como profesional.
  • Necesito asumir nuevas responsabilidades.
  • Siempre he querido trabajar en esta empresa.
 
Pero nunca hablaremos mal de la empresa actual ni dejar entrever que sólo buscamos ganar más dinero, aunque sea cierto.
 
 

2. ¿Qué motivos hicieron que dejara su puesto de trabajo anterior? 

 
Puede que estén tratando de saber si nos despidieron y los motivos por lo que eso ocurrió. Si llevamos mucho tiempo sin trabajar, también nos preguntarán el motivo.

En lugar de decir “he echado cientos de curriculums y nunca me han llamado”, podemos responder algo así como: “Quiero conseguir mi plan de desarrollo profesional y llevo tiempo buscando el empleo que me permita conseguirlo”.
 

3. ¿Cómo era la relación con su jefe?

 
Ni se te ocurra hablar mal de él, porque creerán que haremos lo mismo cuando nos vayamos de este trabajo. 
 

4. ¿Qué aficiones tiene?

 
 De esta forma sabrán, por ejemplo, si somos competitivos o nos gusta el riesgo.
 

5. ¿Cómo se definiría? 

 
El entrevistador quiere saber qué percepción tenemos de nosotros mismos. No es ninguna tontería, puesto que si no sabemos responder, puede creer que tenemos un problema de personalidad.

También debemos evitar las respuestas demasiado generales. Podemos aprovechar para hacer un resumen de nuestra experiencia laboral. Antes o después, van a pedirte que hables de ello. 
 

6. ¿Qué sabe de nuestra empresa? 

 
Seguro que nos harán esta pregunta. Por eso conviene buscar información antes de acudir a la entrevista de trabajo.
 

7. ¿Qué puede aportar a nuestra empresa?

 
Ha llegado el momento de enumerar todas nuestras habilidades y de destacar lo que podemos hacer por la empresa. Si tenemos experiencia sobrada en el puesto al que postulamos, debemos incidir en ello.
 

8. ¿Le gusta trabajar en equipo? 

 
Aquí la respuesta depende del puesto al que optemos. Pero lo que tenemos que tener claro es que las empresas buscan personas que sepan trabajar en equipo, ya que se supone que es más productivo.
 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados