Preguntas raras en entrevistas de trabajo: ¿cómo responderlas?

¿Tienes una entrevista de trabajo? Conoce las preguntas más raras e insólitas que hacen las empresas pueden para descubrir el potencial de sus candidatos.

Preguntas raras en entrevistas de trabajo: ¿cómo responderlas?
Las empresas recurren a preguntas extrañas para poner a prueba a sus candidatos

Cuando tenemos una entrevista de trabajo solemos prepararnos las respuestas para las preguntas más frecuentes, pero… ¿qué hay de las preguntas raras?

Las empresas ponen a prueba la capacidad de reacción de los candidatos, y para ello, recurren a preguntas verdaderamente insólitas que parecen venir de ninguna parte.

El portal de empleo Glassdoor recopila las preguntas más raras realizadas en entrevistas de trabajo, y encontramos algunas de lo más peculiares, como por ejemplo, ¿Cómo le describiría el color amarillo a alguien ciego?¿Quién ganaría en una pelea entre Batman y Spiderman? o ¿Qué tres cosas llevaría a una isla desierta?

Dado el nivel de excentricidad de estas preguntas, muchos candidatos entran en pánico o se quedan en blanco. Y sí, precisamente ese el objetivo, desconcertar al candidato para evaluar su potencial.

Sin embargo, hay que tener presente que estas preguntas pueden ser determinantes para el proceso de selección, ya que revelan al entrevistador cómo piensa y reacciona el candidato bajo presión, y cómo se adapta a los cambios.

A continuación te damos algunos consejos para responder a este tipo de preguntas raras con ejemplos concretos para que sepas a lo que te puedes llegar a enfrentar.

 

Cómo responder preguntas raras en una entrevista de trabajo

 

Piensa y razona tu respuesta

Es cierto que en este tipo de preguntas, más que las respuestas, se valora el modo de respuesta y cómo llegamos a la resolución de la pregunta.

Pero esto no quiere decir que puedas contestar cualquier cosa, ya que las respuestas triviales no suelen ser las mejor valoradas. Lo más recomendable es intentar ir seguro y tranquilo a la entrevista, para tener una mayor capacidad resolutiva y creativa, y así poder salir airoso de las preguntas raras.

Además, es importante que pienses tu respuesta en consonancia con el puesto de trabajo y la empresa. Por ejemplo, preguntas como “¿Te consideras cazador o recolector?” buscan descubrir si las características del candidato se ajustan al puesto de trabajo.

 

¡Sé creativo!

La creatividad es una de las aptitudes mejor valoradas por las empresas. Por ejemplo, si te pregunta cuántas vacas hay en Canadá, la clave no está ponerse a hacer cálculos reales, ni mucho menos. La finalidad de la pregunta no es obtener una repuesta concreta, sino saber salir del apuro de la mejor manera.

En este caso, la pregunta de las vacas corresponde a Google, y una de las respuestas mejor valoradas, según el portal Glassdoor, fue “No lo sé, deja que lo busque en Google”.

 

Arriésgate

Con esto no queremos decir que no pienses tus respuestas, pero sí que digas realmente lo que piensas. Por ejemplo, si te preguntan qué harías con un millón de dólares, en este caso el entrevistador quiere que le des una respuesta clara y justificada, y que coincida con todo lo que has respondido durante la entrevista.

Piensa que existen muchas preguntas que buscan desmontar las respuestas que hayan sido poco honestas, y en función de cómo respondas esas preguntas el entrevistador sabrá si has sido sincero o no.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados