Precauciones para que el transporte de mascotas sea 100 % seguro

El transporte de mascotas te tiene que preocupar si estás pensando en emprender un viaje con tu fiel compañero. 

Precauciones para que el transporte de mascotas sea 100 % seguro
Todo lo que necesitas saber para que tu mascota no sufra durante un viaje

¿Viajas o te mudas te quieres llevar a tu mascota contigo? Antes de planear nada te has parado a pensar en que es lo mejor en transporte de mascotas.

Hoy disipamos tus dudas contándote qué es lo mejor para que tu mascota este cómoda y no sufra durante un viaje. Aprenderás una serie de consejos prácticos que podrás usar siempre para que tu mascota disfrute de una agradable experiencia.
 

Todo lo que has de saber para el transporte de mascotas


 

Antes que nada me parece muy relevante que veáis este vídeo con consejos para viajar con animales de compañía de los profesionales de Purina. Muy útil e interesante para preservar la salud de nuestros amigos.




TRANSPORTE DE MASCOTAS EN COCHES PARTICULARES

Todos los animales pueden viajar en un coche siempre y cuando no pongan en peligro la maniobrabilidad del conductor. Esto conlleva a que las mascotas tienen que estar bien sujetas y tener una movilidad limitada para que no interfiera con la seguridad del resto de pasajeros.

Las mascotas grandes han de ir en el maletero (descubierto) y separados del resto de pasajeros con una red de protección. Siempre es aconsejable que un animal de un tamaño medio o grande esté sujeto por un arnés de doble anclaje unido a alguno de los cinturones de seguridad.

Si, por lo contrario, tienes una mascota pequeña ésta tendrá que viajar en un transportín colocado en el suelo de la parte trasera del coche.

Es importante que para transportar toda clase de animales se hagan paradas con mayor frecuencia, ya que los animales necesitan (más que las personas) estirar las piernas. No olvides mantener a tu mascota hidratada y pero no le des comida antes del viaje porque hay riesgo de que vomite. 
 
 

TRANSPORTE DE MASCOTAS EN AVIONES

Para que tu mascota sea transportada en avión lo primero tienes que preparar es su pasaporte veterinario en regla.

Es imprescindible que antes de organizar un viaje en avión, e incluso antes de comprar los billetes, consultes a tu veterinario de confianza qué documentación necesita tu mascota para viajar en avión. ¡La documentación requerida puede depender del país de destino!

No todas las compañías áreas aceptan el transporte de mascotas y las que lo hacen pueden regirse por su propio reglamento. Por lo general, las compañías que si aceptan el traslado de mascotas permiten que las que tengan un peso máximo de 8 kilos puedan viajar en cabina.

El resto de animales con un peso superior a los 8 kilos tendrá que viajar en la bodega. El dueño tendrá que abonar un suplemento en ambos casos.

Es muy importante que antes de comprar un billete sepamos si la aerolínea acepta o el transporte de mascotas e incluso si el trayecto en el que necesitas viajar tiene algunas condiciones para los animales de compañía.

Si te decantas por esta opción puedes poner la manta y juguetes favoritos de tu animal de compañía en su compartimento de viaje. Así se sentirá menos solo. 

 


TRANSPORTE DE MASCOTAS EN TRENES

El servicio de trenes de AVE, larga y media distancia de Renfe sí permite transportar animales siempre que tengan un peso máximo de 10 kilos.

El trayecto no es gratis, tiene un coste del 25% del valor de la tarifa ordinaria para ese trayecto, y el animal debe de viajar en un transportín o jaula que vele por su seguridad. 

Durante el trayecto mantén hidratada a tu mascota y ten paciencia con él si se queja. ¡Nunca dejes suelta a tu mascota por el tren! Puedes estar incumpliendo las reglas de seguridad de Renfe. 

Los trenes de cercanías permiten transportar mascotas gratuitamente siempre y cuando éstas vayan en bolsos o contenedores. 
 
 

TRANSPORTE DE MASCOTAS EN AUTOBÚS

Empresas como Avanza o Alsa permiten transportar perros y gatos en sus maleteros, nunca en las cabinas (salvo si se trata de perros lazarillos).

La mascota, en este caso, tendrá que viajar en un transportín homologado y el dueño deberá pagar la mitad de lo que cuesta un billete ordinario. 

Con en el caso del avión, pon en su transportin una manta y sus juguetes favoritos. Si el autobús hace paradas ¡no olvides visitar a tu mascota!



También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados