Conoce la importancia de la potencia eléctrica contratada en tu hogar

Un mal ajuste de la potencia eléctrica contratada en tu hogar puede aumentar notablemente tu factura a final de mes. Aprende a adecuarla según tus necesidades.

Conoce la importancia de la potencia eléctrica contratada en tu hogar
Calcula tu consumo para saber cuál es la tarifa que más te conviene

Hablamos de potencia eléctrica contratada para referirnos a la potencia máxima que podemos consumir de forma simultánea en nuestra vivienda.

Es decir, el número de aparatos eléctricos que podemos conectar a la vez, sin que salte el ICP (Interruptor de Control de Potencia) y se nos corte el suministro. 

Sin embargo, en muchos hogares se da el caso de que la potencia eléctrica contratada es superior a lo que realmente se necesita, y esto incrementa el gasto a final de mes.

 

TRAMOS Y TIPOS DE INSTALACIÓN


Al la hora de elegir la potencia eléctrica en nuestro hogar, tenemos que basarnos en unos tramos regularizados que son iguales en cualquier compañía. Estos tramos dependerán del tipo de instalación:

  • Instalaciones Trifásicas: en este tipo la energía eléctrica se distribuye en tres fases o corrientes alternas, por lo que es necesaria una potencia eléctrica contratada más elevada.
 
  • Instalaciones Monofásicas: son las más habituales y poseen una única fase.


Aquí tienes los tramos de potencia establecidos para las tarifas más habituales, es importante saber que por cada tramo que reduzcas, estarás ahorrando algo más de 60€ anuales.
 

  • 1.15kW
  • 2.3kW
  • 3.45kW
  • 4.6kW
  • 5.75kW
  • 6.9kW
  • 8.05kW
  • 9.2kW
  • 10.35kW
  • 11.50kW
  • 14.49kW
 

CÓMO CALCULAR TU POTENCIA ELÉCTRICA CONTRATADA


La mejor manera de ahorrar dinero y hacer un consumo responsable, es saber cuál es la potencia más adecuada a nuestras necesidades. Es importante tener en cuenta que pagamos en función del consumo de energía y en función de nuestra potencia eléctrica contratada, que es un gasto mensual fijo, independientemente del consumo. Para conocer la potencia que tenemos contratada, tan solo tenemos que consultar nuestra factura.

La potencia eléctrica de cada vivienda depende de varios factores como son: la cantidad y el tipo de electrodomésticos, el uso que les damos, los horarios de consumo y el número de personas que habitan en la vivienda. Por ejemplo, en un apartamento pequeño, de una o dos personas, y con pocos electrodomésticos funcionando simultáneamente, podemos permitirnos contratar una potencia eléctrica inferior a 3,45kW.

Para calcular de manera estimativa la potencia eléctrica que necesitas, haz una lista con los aparatos eléctricos de tu vivienda y suma la potencia máxima de todos ellos. Multiplica el resultado por el denominado factor de simultaneidad, ya que no todos los electrodomésticos estarán al mismo tiempo en funcionamiento, multiplica por 0,2 si su uso es bajo o por 0,3 si es mayor.

Si lo prefieres, puedes calcular tu potencia eléctrica a través de los simuladores de las propias compañías eléctricas, como por ejemplo, Endesa o Iberdrola.

 

Recuerda que si quieres hacer cambios en la potencia, tu compañía eléctrica te cobrará un importe y, normalmente, subirla es un proceso más costoso. Para encontrar las mejores ofertas y comparar los precios del mercado, puedes utilizar algunos portales webs como el de la CNMC.

También te puede interesar:

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados