Pote gallego: un plato contundente para entrar en calor

Ahora que se acerca el invierno, un pote gallego puede "resucitar" el ánimo de todos. Te explicamos cómo elaborar este sabroso y nutritivo caldo paso a paso, ¡pronto entrarás en calor!

Pote gallego: un plato contundente para entrar en calor
Combate el frío con este caldo



Si existe un remedio centenario contra el frío, ese es el pote gallego. Con ingredientes de la tierra, este famoso plato típico de la zona noroeste peninsular, se ha constituido a lo largo del tiempo como una forma súper nutritiva de lograr calorías y grasas en los tiempos más duros del invierno.

Hay varios elementos que caracterizan el pote gallego, pero lo esenciales son los grelos y el unto, que dan el toque especial y delicioso a este plato.

Vamos a explicar paso a paso como elaborar un exquisito pote gallego desde casa para que podáis degustarlo todos durante este invierno.


Receta del pote gallego, ideal para combatir el frío este invierno


INGREDIENTES  (6 personas)

  • 200 gr de habas blancas
  • 200 gr de panceta en salazón
  • 50 gr de unto (un pedacito)
  • 300 gr de costillas de cerdo
  • 1 hueso de espinazo de cerdo
  • 4 cachelos grandes (patatas gallegas)
  • 300 gr de grelos (1 manojo)
  • 3 chorizos
  • Aceite de oliva y un poco de sal


 PREPARACIÓN

1. En una olla grande ponemos las hablas blancas a cocer a fuego intenso y en agua hasta que empiece todo a hervir. Entonces echamos toda la carne menos el chorizo, y metemos también el trocito de unto. Se deja cocinar todo a un fuego moderado hasta que en 1h y media o 2 vaya tomando forma el caldo.

2. Los grelos previamente limpiados, cortados y escurridos se meten ahora en la olla y se ponen a hervir de nuevo con el conjunto, manteniendo esta temperatura para que la verdura conserve su textura. Se va retirando la espuma que se forma.

3. Ahora vamos a pelar las patatas de forma irregular, para que puedan soltar el almidón y engordar el caldo que estamos preparando. Cuando lleve cociendo todo una hora aproximadamente, añadimos las patatas y cuidamos de que el caldo siga hirviendo subiendo el fuego. Podemos cortar el chorizo dependiendo del número de comensales, y lo añadimos a la olla para darle cuerpo y sabor a nuestro pote.

4. Seguiremos con el fuego alto para que hiervan las patatas y el caldo adquiera color, durante unos 25 minutos.

5. Por último, probamos para ver si necesita sal y rectificamos. La carne en salazón suele darle el punto necesario pero siempre puedes añadir un poco más de sal si lo prefieres. Ponlo en un plato hondo o en un cuenco de barro para dar el toque tradicional, y estará listo para servir.

Cuando hayas terminado de cocinar el pote gallego, el delicioso aroma que desprende abrirá el apetito de todos, así que sírvelo calentito y ¡a disfrutar!

Recuerda siempre utilizar unos grelos frescos, y sustituye la panceta por lacón o jamón si lo prefieres, estará igualmente delicioso.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados