Porcentajes, así se calculan fácilmente

Para calcular porcentajes solo necesitamos multiplicar y dividir. Luego aplicaremos una sencilla regla de tres.

Porcentajes, así se calculan fácilmente
Para descontar el tanto por ciento restaremos la cantidad del número inicial

Calcular el IVA, la retención del IRPF o más simple, cuánto dinero nos aplicarán en esa prenda rebajada. Saber calcular porcentajes quizá no nos parecía importante en el colegio, pero ahora nos damos cuenta de que tenemos que hacerlo con bastante frecuencia.

Y aún así hay mucha gente que tiene dudas a la hora de calcular el tanto por ciento. ¿Eres uno de ellos? A lo largo de las siguiente líneas mostraremos una forma muy sencilla de calcular porcentajes. Si sabes multiplicar y dividir, verás que está chupado.

 



Calcular porcentajes mediante una regla de tres




Para calcular el tanto por ciento solo necesitamos aplicar una regla de tres. ¿Tampoco te acuerdas de cómo se hace? Lo explicaremos con un ejemplo.

Imaginemos que en un partido de fútbol un jugador tira 20 veces a puerta pero solo mete dos goles. ¿Cuál es el porcentaje de aciertos? Pues bien, podemos calcularlo de dos formas diferentes:

1. Multiplicamos 2 (el número de aciertos) por 100. El resultado (200) lo dividimos entre 20 (el número de intentos). Eso nos da 10. Por tanto, el porcentaje de aciertos es el 10%.

2. Dividimos 2 (el número de aciertos) entre 20 (el número de intentos) y el resultado lo multiplicamos por 100. Como vemos, nos vuelve a dar 10.
 




Calcular porcentajes a partir de un número exacto



En el caso de que lo que queramos sea calcular porcentajes determinados a partir de un número exacto, lo que tenemos que hacer es multiplicar ese número por el porcentaje que queremos obtener. El resultado lo dividimos entre 100. 

Si, por ejemplo, queremos saber cuál es el 25% de 200, lo que tenemos que hacer es multiplicar 25 X 200 y dividir el resultado (500) entre 100. Nos dará 50, por lo que el 25% de 200 es 50.





Calcular porcentajes para descontar cantidades



Esa misma operación hay que hacerla en el caso de que queramos comprar un artículo rebajado. Pero en esa ocasión hay que restar el resultado del precio inicial. Siguiendo con el ejemplo anterior, si el objeto en cuestión costaba 200 euros pero está rebajado un 25% solo tendremos que restar 50 euros (el 25% de 200) de los 200 iniciales. Por tanto ahora cuesta 150 euros.

Como habrás podido comprobar calcular el tanto por ciento es bastante sencillo. Una vez que lo hayas hecho un par de veces ya te saldrá de forma automática. No diremos que ya no necesitarás una calculadora, pero sí que las operaciones más sencillas las podrás hacer mentalmente. 



También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados