¿Por qué un crédito y no una tarjeta de crédito?

¿Dudas entre usar la cuenta de crédito o pedir una tarjeta de crédito? Te explicamos qué diferencia hay entre las dos modalidades y por qué es mas ventajoso solicitar un crédito al banco.

¿Por qué un crédito y no una tarjeta de crédito?
Infórmate y conoce la diferencia


Son muchas las personas que tanto por comodidad como por necesidad, optan por pedir distintos tipos de ayudas a las entidades financieras.

Aquí debemos ser especialmente previsores, e informarnos bien sobre cada tipo de contrato que hagamos con los bancos, pues no todos tienen las mismas ventajas y condiciones.

Aunque pueda parecernos lo mismo, una cuenta de crédito no es igual que una tarjeta de crédito. Vamos a explicar en qué consiste cada concepto haciendo hincapié en las ventajas que tiene pedir un crédito, antes de optar por la vía más sencilla y rápida que ofrecen los distintos tipos de tarjeta.


Diferencias y ventajas del crédito respecto a la tarjeta de crédito


Por crédito se entiende la cantidad de dinero que un banco pone a disposición del cliente con un límite previamente fijado.

La cantidad acordada se irá entregando según la necesidad que haya en cada situación, de modo que el cliente puede controlar sus ingresos.

En este tipo de operaciones, los clientes únicamente pagan por el efectivo que hayan dispuesto, aunque se añada alguna pequeña comisión por el resto.

El proceso se vuelve a repetir, y cuando las cantidades son devueltas por el cliente, éste dispondrá de nuevo de sus ingresos fijos.

Las tarjetas de crédito tienen una función mucho más puntual, pues se fija un límite máximo de dinero disponible y también un plazo de tiempo para utilizarlo.

Aunque aportan una gran flexibilidad dando la posibilidad de fraccionar los pagos, lo cierto es que comportan una gran cantidad de comisiones, tanto por los servicios que llevan asociados, como por sus cuotas anuales.

En resumen el crédito tiene la ventaja fundamental de darnos la libertad para administrar y tener más control sobre nuestros propios gastos, que se van cubriendo cíclicamente y según nuestras necesidades.

Por otro lado, nos libran de necesidad de tener que depender de los límites de tiempo de la tarjeta de crédito, junto al coste de sus comisiones, mucho más altas.


¿Dónde se puede adquirir un crédito de forma rápida y sencilla?

En la actualidad, casi cualquier entidad bancaria que se precie ofrecerá una o varias opciones de crear una cuenta de crédito para sus clientes.

Atendiendo a su popularidad y ventajas, podemos destacar:
  • El crédito personal de Cofidis es uno de los más solicitados, y ofrece diferentes modalidades que se ajustan según convenga al cliente en flexibilidad o cantidad máxima a recibir.
 
  • Los créditos de Cetelem suelen ofrecer unas comisiones muy competentes, y se dividen en diferentes modalidades que se ajustan a las necesidades concretas de cada situación.

Tras tener más claro cada concepto, es necesario recordar que un crédito no es lo mismo que un préstamo, pues tan solo hay que pagar por la cantidad de dinero que se va utilizando.

Por último, no dudes en consultar nuestro simulador para encontrar la opción perfecta de crédito personal para ti.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados