¿Por qué el aceite de palma no es recomendable?

El aceite de palma es uno de los más utilizados en todo el mundo, pero los expertos alertan sobre los efectos negativos que su consumo continuado puede tener sobre nuestra salud.

¿Por qué el aceite de palma no es recomendable?
Se usa en cremas, pasteles, coberturas, aperitivos, jabones, detergentes o velas

El aceite de palma y sus efectos en nuestra salud ha vuelto a estar de actualidad tras la polémica entre una popular periodista de nuestro país y una conocida marca de alimentos infantiles. Al parecer, esta compañía incluye este componente en sus productos. Pero no es la única.

Las asociaciones de consumidores aseguran que el aceite de palma es uno de los más utilizados en todo el mundo. Lo encontramos en cremas, margarinas, pasteles (sobre todo en la bollería industrial), coberturas, aperitivos, jabones, detergentes e incluso velas.

 

Peligros para la salud del aceite de palma

Aun así, los expertos en alimentación alertan de los posibles problemas que su consumo reiterado puede tener en nuestra salud. Solo hay que echar un vistazo a su composición:

  • Tiene entre un 40 y un 45 % de ácidos grasos saturados, sobre todo palmítico.
  • Entre el 37 y el 46% son ácidos grasos monoinsaturados, en su mayoría oleico.
  • Contiene un 10% de ácidos grasos poliinsaturados.

Estas son dos de las principales consecuencias que puede provocar su consumo continuado:

1. Aparición de enfermedades metabólicas. Esto es debido a que eleva los niveles del colesterol LDL, más conocido como “el colesterol malo”.

2. Metástasis de las células tumorales. En relación con ello hay que señalar que el principal componente del aceite de palma es el ácido palmítico, un grasa que facilita la propagación del cáncer.

Prueba de todo esto es la investigación llevada a cabo recientemente por el IRB de Barcelona, donde se identifica a la proteína CD36 como factor determinante para que las células tumorales sean metastáticas.

Pero ya mucho antes, concretamente en los años 60, el doctor Francisco Grande Covián (el padre de la dietética en España), alertaba que el ácido palmítico era nocivo para la salud. Después, otros estudios le dieron la razón. Como el publicado en 2011 en la revista científica ‘Globalization and Health’, donde se afirma que el aumento del consumo de aceite de palma “está relacionado con unas mayores tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en los países en desarrollo”.

 

Consecuencias medioambientales del aceite de palma

A estas posibles consecuencias para la salud humana se unen los perjuicios medioambientales que provoca su producción. La planta de la que se extrae el aceite de palma, la Elais Guineensis, procede originariamente de África occidental. Pero el cultivo masivo de plantaciones en el sudeste asiático (Indonesia y Malasia concentran el 85% de la producción mundial), así como en algunos países de Sudamérica y Centroamérica está causando problemas serios de deforestación.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados