Planes de pensiones garantizados

Conoce todas las características de los planes de pensiones garantizados, cuáles son sus garantías, sus rentabilidades y todo lo que gira en torno a ellos para comenzar a ahorrar de cara a tu jubilación. 
 

Planes de pensiones garantizados
Toda la información sobre este instrumento de ahorro para tu jubilación

Los planes de pensiones garantizados, son unos de los más contratados en nuestro país, ya que los comercializan las entidades bancarias ofreciendo garantía y ventajas fiscales a sus usuarios. A los planes de pensiones garantizados les ha salido un competidor, el plan de previsión asegurado o también conocido como PPA. Este nuevo plan también ofrece una garantía y las mismas ventajas fiscales. Sin embargo, ofrece mejores cualidades y asegura una rentabilidad determinada.

Descubre todas las características de los planes de pensiones garantizados y entérate de las diferencias que hay entre estos, y los planes de previsión asegurados. Si quieres calcular lo que vas a cobrar de pensión de jubilación, hazlo y así probablemente tengas más claro la idea de contratar alguno de estos planes de pensiones.


Planes de pensiones garantizados 


 

Garantía

La rentabilidad viene garantizada por las propias entidades financieras. Por ello, la garantía que ofrecen puede llegar a perderse en dos ocasiones:
 

  • Si el plan se moviliza o traspasa a otro plan o PPA antes de acabarse la garantía establecida. Existen ocasiones en las que a pesar de no haber llegado la fecha del vencimiento del plan, te conviene traspasarlo. En tal caso, si la rentabilidad existente en ese momento es mayor a la garantizada de cara al vencimiento, podrás asegurarte las plusvalías.

  • Si antes de cumplirse el vencimiento de la garantía, surge alguna eventualidad como por ejemplo: jubilación anticipada, fallecimiento, invalidez, enfermedad grave o paro.


Cuando se presentan alguna de estas dos situaciones, se cobrará el dinero ahorrado que exista en ese momento.


Rentabilidades

 
  • Negativas: Resulta difícil averiguar cuál será la rentabilidad exacta garantizada. Las rentabilidades podrán ser negativas si se presentan alguno de los dos casos explicados en el punto anterior.
     

  • Positivas:

    • Aseguran la rentabilidad garantizada. Cobrarás la garantía que se estipulo en el inicio una vez llegada tu jubilación, a pesar de que la rentabilidad haya sido mayor o menor a la garantizada.

    • Si ocurre algún inconveniente, se podrá disponer del capital acumulado antes de la fecha que señala la garantía. En caso de que la rentabilidad haya sido superior a la que se pensaba, habrá suerte y se recibirán los beneficios que no se ofrecían en un principio en la garantía del plan acordado.


Tipos de planes de pensiones garantizados

 
  • De renta fija: suele ofrecer el 100% del dinero invertido más un tanto por ciento de rentabilidad adicional. Para asegurar el ahorro, hay que analizar bien la garantía para poder asegurar una rentabilidad mayor a la inflación, evitando así, rentabilidades negativas.

  • De renta variable: al igual que en el anterior, se ofrece el 100% de la inversión más un plus. Sin embargo aquí entran en juego ciertos criterios que se deben cumplir en el mercado bursátil para que se pueda cobrar dicho plus. Si no se cumplen, se recibiría la cantidad invertida una vez finalizada la garantía. No se perdería capital, pero sí poder adquisitivo.


Aportaciones

Se realiza una sola aportación inicial, sin posibilidad de realizar otras aportaciones o traspasos después de la contratación del plan.


Cobro tras la fecha de cumplimiento de la garantía

 
  • Se cobra la rentabilidad garantizada.
  • Se cobra el 100% de la inversión sin ninguna rentabilidad.


¿Por qué el PPA resulta más interesante?

 
  • El plan de previsión asegurado ofrece la garantía desde el principio, sin necesidad de esperar años hasta percibirla.
  • Podrás realizar aportaciones periódicas.
  • Aseguran una rentabilidad con el mínimo interés hasta el momento de la jubilación. 


Conclusiones y recomendaciones

 
  • Es mucho mejor contratar un plan de previsión asegurado que un plan de pensiones garantizado.
  • Merece la pena estudiar el caso para hacer el traspaso de un plan de pensiones garantizado a un PPA.
  • Si deseas tener un plan de pensiones garantizado, es más recomendable que sea del tipo de renta fija. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados