11 hábitos diarios de mujeres con una piel perfecta

¿Deseas tener una piel perfecta? Si quieres lucir una piel luminosa, radiante, libre de imperfecciones y sana, deberás incluir en tu rutina los hábitos diarios que aquí te presentamos.

11 hábitos diarios de mujeres con una piel perfecta
Tener la piel perfecta requiere de ciertos cuidados

Seguro que tú también conoces a una mujer con la piel perfecta y quizás te hayas preguntado cómo consigue lucirla tan radiante. Para conseguir una piel perfecta no son realmente necesarios esos productos caros que las marcas nos venden como la fuente de la juventud. Y es que, tener una piel perfecta y bonita, esconde su secreto en hábitos que todos podemos introducir en nuestro día a día para poder conseguir una piel perfecta y totalmente sana.

Si quieres obtener una piel perfecta de la forma más sencilla, deberás tomar nota de los consejos que te presentamos a continuación y comenzar a introducir todos estos hábitos a tus rutinas, para poder lucir una piel perfecta de la forma más sencilla.

13 hábitos con los que conseguir una piel perfecta

piel-de-la-cara

1. Usa los productos adecuados para tu tipo de piel

Es fundamental saber qué tipo de piel tienes y que elijas productos que se adecuen ella. Suele ser bastante común cometer el error de usar cualquier crema o gel de limpieza, independientemente del tipo de piel. Un fallo que puede ser crucial a la hora de conseguir el aspecto deseado.

Si tienes la piel grasa, deberás evitar los productos indicados para pieles secas, ya que son más grasos y harán que tu piel todavía sea más sebosa. Para averiguar qué productos le convienen más a tu piel, podrás visitar a tu dermatólogo para salir de dudas y utilizar así los productos que mejor funcionen en tu tipo de piel.

2. Consume las bebidas correctas

Algunos dermatólogos defienden que beber los líquidos adecuados puede llegar a ser fundamental para la salud de tu piel. Beber cierta cantidad de clorofila por la mañana puede ayudar a iluminar, oxigenar e hidratar la piel. Además, favorece al funcionamiento del sistema linfático, lo que ayuda a combatir la celulitis. De todos modos, también se puede optar por suplementos alimenticios que contengan clorofila, la cual se encuentra en las hierbas.

Además, el consumo de zumos detox de vegetales y en especial los de color verde, son esenciales para tu piel luzca con los mejores resultados en muy pocos días.

3. Mantén una alimentación sana

Tu piel está compuesta por una barrera natural la cual ayuda a retener la humedad. Es por ello que consumir alimentos ricos en omega 3 puede ayudar a proteger dicha capa. Mantén tu piel hidratada acompañando a tus comidas de unas semillas de linaza o unas nueces. ¡Notarás la diferencia!

Por otra parte, también deberías intentar eliminar de tu dieta los alimentos con un alto índice glucémico, como lo son los hidratos de carbono o los alimentos procesados.

4. Hidrata tu piel dos veces al día

hidratar-la-cara

Los mejores momentos para hidratar tu piel son después de la ducha y justo antes de acostarte. Intenta evitar cremas o lociones con fragancias fuertes y asegúrate de que utilizas una hidratante suave, de uso diario y que no irrite.

5. Evita tocarte con los dedos en la cara

Tocarte la cara con los dedos hará que esta se ensucie rápidamente y se vuelva más grasienta. También deberás evitar reventarte granos o espinillas, ya que no solo provocarás heridas sobre tu piel, también harás que la suciedad de tus dedos se extienda por toda tu cara, llegando incluso a aumentar la aparición de grasa y arrugas.

6. No utilices demasiados productos

Utilizar demasiados productos puede causar obstrucción en los poros y la aparición de impurezas. Limítate a usar solo aquello que realmente necesitas: gel de limpieza y crema hidratante.

7. Usa protector solar durante todos los días del año

Erróneamente se piensa que solo es necesario utilizar el protector solar cuando se va a la playa o cuando hace mucho sol, pero la verdad es que nuestra piel debe de estar protegida constantemente.

La piel está constantemente expuesta a los rayos solares, lo que puede llegar a ocasionar un envejecimiento prematuro de la misma. Lo ideal es seleccionar un protector solar del número 30 o superior. Además, para que la protección sea perfecta, deberías aplicarla cada 2 horas.

8. Hidrátate de todas las formas posibles

crema-hidratante-de-cara

En este punto todos los expertos concuerdan: es fundamental mantenerse hidratado. Para ello, podrás utilizar productos que contengan fórmulas hidratantes (limpieza, hidratación, antiarrugas). Además, es de vital importancia beber mucha agua durante el día. De este modo mantendrás tu cuerpo bien hidratado y le darás a tu piel la cantidad de agua que necesita para mantenerse radiante y sana.

9. Evita la exposición directa al calor

Tener cuidado con el sol no es suficiente, ya que estar muy cerca de calentadores o chimeneas también puede causar daños a la piel. Inflamación y disminución del colágeno son solo algunas de las consecuencias de estar demasiado expuesto al calor. Lo ideal para conservar la salud de la piel es quedarse al menos a 3 metros de cualquier fuente de calor.

10. Exfolia tu piel dos veces por semana

Perdemos unos 50 millones de células de la piel cada día y por eso, es fundamental exfoliarla al menos dos veces por semana. De esta forma, se estarán eliminando las células muertas y otras impurezas, limpiando así la piel y dejándola mucho más sana.

Hazte con un producto con PH neutro y aplícatelo en la piel tanto de la cara como del cuerpo, dos veces a la semana.

11. Duerme bien

Dormir bien no solo es sinónimo de descansar durante un determinado número de horas por la noche, también hace referencia a dormir en almohadas bien lavadas y de tejidos adecuados para la piel, como el algodón. También conviene que cambies la ropa de cama al menos una vez por semana.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados