¿Piden los inteligentes un préstamo rápido online?

Internet ha popularizado la llegada de los préstamos rápidos online, pero no son ni la única ni la mejor forma de conseguir dinero con celeridad.

¿Piden los inteligentes un préstamo rápido online?
Los inteligentes no piden un préstamo rápido online…

En los últimos años, la universalización de internet y la profunda crisis en la que estamos inmersos ha provocado la proliferación de financieras, tanto españolas como extranjeras, que ofrecen un préstamo rápido online. Las comisiones e intereses que tenemos que pagar son altos, así que este tipo de productos son ideales para hacer frente a un imprevisto, no como una forma de financiación permanente.

 

Porque los inteligentes no piden un préstamo rápido online. Y porque hay alternativas en el mercado, más originales, baratas y eficientes. Anotamos algunas.

 

En primer lugar, algunos bancos ofrecen un producto financiero que consiste en el adelanto de un determinado número de nóminas o pensiones a un interés cero, sólo hay que abonar una comisión inicial. Eso sí, esta forma de conseguir el dinero siempre será factible cuando seamos buenos clientes del banco, no tengamos antecedentes de morosidad y dispongamos de un nivel de endeudamiento que nuestra entidad considere suficiente, siendo una alternativa muy factible al mencionado préstamo rápido online.

 

Más fácil es conseguir dinero a través de nuestra tarjeta de crédito. Podemos inyectar la totalidad o parte del umbral de endeudamiento del que dispongamos (no suele ser superior a los 2.000 euros) en nuestra cuenta corriente, pagando este dinero a mes vencido mediante una cuota fija o en varias mensualidades. Es una forma rápido de conseguir liquidez, pero no está exenta de un alto interés y una doble comisión: por disponer del dinero y por el mantenimiento de la propia tarjeta de crédito. Pero siempre será más barato y rápido que un préstamo rápido online.

 

Algunas cajas de ahorro y financieras también se dedican al empeño de joyas y coches. Puede sonar a desesperación. Tal vez lo sea. Pero también es cierto que puede ser menos traumático empeñar un anillo o un collar que no usamos antes que endeudarnos por encima de nuestras posibilidades con un préstamo rápido online. Otras empresas nos permiten empeñar nuestro vehículo, abonando hasta el 50 por ciento de su valor de tasación, o dejándolo en depósito durante unos días a cambio del dinero.

 

Por último, internet también tiene la llave. Existen algunas experiencias, muy reducidas aún, de empresas que ofrecen créditos solidarios, es decir, permiten que unos particulares con liquidez presten dinero a otros que no la tienen. Éste es el caso de Comunitae (www.comunitae.com), que ofrece este tipo de productos, aunque sean menos popularizados que el tradicional préstamo rápido online.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados