Pide una excepción para tu hijo en los comedores escolares

La normativa vigente ofrece la posibilidad de solicitar un menú diferente en los comedores escolares por motivos de alergia, intolerancia, cultura o religión.
 

Pide una excepción para tu hijo en los comedores escolares
Es posible solicitar un menú diferente si tu hijo tiene alguna necesidad especial acreditada

La Orden de 24 de noviembre de 1992, por la que se regulan los comedores escolares, estableció las bases principales, entre las cuales se determinaba que el menú es el mismo para todos los alumnos.

No obstante, las necesidades y demandas de los usuarios han evolucionado en las últimas décadas, apareciendo otros factores a tener en cuenta a la hora de diseñar un menú para los comedores escolares, como intolerancias o alergias a determinados tipos de alimentos, o bien por otros motivos religiosos o culturales.

En este punto, las normativas autonómicas han ido adaptándose, y ahora es posible pedir excepciones para tu hijo.
 

Comedores escolares: Hacia un menú para todos


 

Qué dice la normativa

Cada Comunidad Autónoma se encarga de regular todo lo relativo a educación en general, y en materia de comedores escolares en particular. Por ejemplo, la Comunidad Autónoma de Andalucía recoge en la Orden de 3 de agosto de 2010 la regulación de los servicios de comedores escolares, entre otros.

Concretamente, en el artículo 13 hace alusión a los menús, y explica: "Además de ofrecer una alimentación sana y equilibrada, y aunque el menú sea el mismo para todos los comensales, se deben ofrecer menús alternativos por problemas de salud, intolerancia, así como otras circunstancias que lo justifiquen".

De este modo, la normativa deja un marco de actuación general que propicia la demanda por parte de los padres de un menú acorde a las condiciones particulares de los hijos.



Cómo solicitar una excepción por cuestiones de salud

Por su parte, la Comunidad de Aragón ha elaborado una completa Guía de comedores escolares, con un extenso apartado dedicado al menú y que incluye un capítulo a las dietas especiales, donde explican los pasos a seguir para incluir excepciones en el comedor escolar de un centro educativo.

Señala en esta línea que las dos situaciones especiales más comunes en los comedores escolares son: la intolerancia al gluten y la diabetes.

Para solicitar la elaboración de menús especiales para alumnos que padezcan alergias o intolerancias alimentarias, deberá acreditarse esta condición de salud mediante certificado médico.

Asimismo, para aquellos casos en los que la organización, instalaciones o locales no sean suficientes para cumplir las garantías requeridas, se facilitará al alumno el uso exclusivo de los medios para la refrigeración y calentamiento del menú proporcionado por la familia.

Además, deberán comunicar a la familia la programación mensual de los menús, con la idea de orientar a la hora de planificar la cena en relación a la comida del mediodía.

Los centros escolares tienen también la obligación de formar al personal docente y específico encargado de los comedores escolares.

De este modo, se pretende que detecten y prevengan posibles problemas de salud relativos a la nutrición.



Excepciones por cultura y religión

La misma Guía de la Comunidad de Aragón recoge aquellos casos en los que puede ser necesario que se excluya a alumnos en el menú de los comedores escolares por motivos culturales o religiosos, dejando constancia de que el propio centro dispondrá de un menú alternativo a petición de las familias, que cubra las necesidades alimentarias básicas de todos los alumnos.

Especificando que esta circunstancia se dará siempre y cuando lo permitan las condiciones de organización e instalaciones del centro, y sea asumible económicamente.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados