¿Qué es el phishing y cómo puedes protegerte?

El phishing es una técnica criminal de la que muchos no saben nada y de la que todos pueden ser víctimas.

¿Qué es el phishing y cómo puedes protegerte?
Muchos han perdido mucho por un crimen cibernético

El phishing es uno de los más conocidos métodos que utilizan ciertos criminales para cometer crímenes cibernéticos.

El objetivo de esta técnica es robarte información valiosa, como tus documentos personales, tus contraseñas, tus datos bancarios y casi cualquier otro dato que forme parte de tu identidad y que pueda tener valor para hacerte daño emocional o financieramente.

Para obtener esta información, los criminales usan ingeniería social y se hacen pasar por empresas, instituciones o personas de confianza para hacerte creer que es necesario que solicites cierta información sensible, ya sea a través de correos electrónicos o sitios web fraudulentos.

Es un riesgo que corre cualquiera que navega por internet, y hay que saber cómo evitarlo.

10 maneras de evitar el phishing

  1. Ningún sitio web o correo electrónico te va a pedir la contraseña de tu cuenta bancaria. El único sitio donde esa información debe usarse es para acceder a la banca electrónica.
  2. Lo mismo pasa con tus contraseñas de correo, tu clave de acceso a la seguridad social o a cualquier otro servicio que puedas imaginar. Cada contraseña debe usarse solo en el sitio web donde fue creada.
  3. En consonancia con el punto anterior, es importante que nunca accedas a tu banca electrónica desde ningún enlace externo. Hazlo siempre dirigiéndote tú mismo a la página del banco.
  4. Nunca, bajo ningún concepto reveles ninguna de tus contraseñas a nadie.
  5. Gran parte de los intentos de phishing pasan por correos electrónicos que simulan venir de empresas con las que contratas servicios o adquieres bienes: tu banco, tu compañía de seguros, tu marca de coche, etc. Estos correos son fáciles de identificar si te fijas en la dirección de la que provienen. Casi siempre es obvio que la dirección es sospechosa.
  6. Lo mismo pasa con los sitios web: en la URL siempre hay un indicio de que se trata de un engaño. Los ejemplos más comunes son direcciones mal escritas o el uso de .gov en vez de .com.
  7. También es casi una obligación que ignores todo correo que venga de direcciones claramente sospechosas, o aquellos que no pertenecen a tus contactos. Con mandarlos directamente a la carpeta de no deseados o eliminarlos eliminas el riesgo.
  8. El phishing también se hace en muchos casos con llamadas telefónicas. En este caso, el método de acción es el mismo que se aplica para sitios web o correos electrónicos: nunca des información personal y confidencial. Si la llamada fuera genuina, nunca te la pedirían.
  9. Para evitar ser víctima del phishing a través de sitios web engañosos, debes mantener tus navegadores actualizados y descargar tantas extensiones como encuentres para maximizar la seguridad de tu navegación por la red.
  10. Nunca descargues nada que aparezca de repente en la pantalla de tu ordenador. El único caso en el que tiene sentido descargar un archivo es cuando tú mismo estas buscándolo. También es importante que siempre hagas tus descargas desde sitios web que ya conoces.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados