¿Qué hacer si tu perro duerme en la cama?

En este artículo explicaremos qué hacer cuando un perro duerme en la cama y queremos que no vuelva a subirse a ella nunca más.

¿Qué hacer si tu perro duerme en la cama?
Puede crear problemas de liderazgo y de higiene

Yo siempre he escuchado que si un perro duerme en la cama se cree que es el líder de la manada. De hecho, he visto casos en los que los propietarios aseguran que sus mascotas se orinan en las sábanas para marcar territorio.

Pues bien, según he podido leer en blogs especializados ese es el menor de sus problemas. Cuando un perro duerme en la cama a la larga no dejará que nadie más salvo su dueño se acerque a ella. También acabará subiéndose al sofá o al resto de camas cuando esté solo, se estresará y deprimirá cuando su dueño tenga que estar fuera de casa varios días e, incluso, podría desarrollar agresividad por territorialidad.

Y eso sin hablar de los problemas de higiene. Nadie quiere unas sábanas llenas de pelos (con sus bacterias y hongos) y de babas, ¿verdad?

Qué hacer si un perro duerme en la cama

Así que si no queremos pasar por todo esto lo mejor es acostumbrarlos desde cachorros a que no pueden dormir con nosotros. Podemos ponerle una camita a los pies de la nuestra, por ejemplo, o en un lugar en el que se sienta a gusto. La cama debe ir creciendo con él para que esté cómodo.

Si ya es demasiado tarde, la tarea será más difícil, pero no imposible. Tras recopilar varios consejos de los expertos, he elaborado una lista de recomendaciones sobre qué hacer cuando un perro duerme en la cama y queremos que no vuelva a subirse a ella nunca más. Lo primero es armarse de paciencia, porque esto no es cosa de un día. A partir de aquí, los tips son muchos:

  • Ser coherente. Si hemos decidido que ya no se va a subir más a la cama no podrá hacerlo nunca. Por mucha pena que nos dé, en cuanto lo subamos habremos perdido la batalla.
  • Si hay un lugar específico donde queramos que duerma debemos llevarlo allí cada vez que se ponga a dormir en otro sitio. Podemos darle un premio y felicitarle cada vez que lo haga.
  • También podemos probar a ponerle la correa y subirnos a nuestra cama. Si él también se sube, tiramos suavemente para que se baje mientras le decimos “no”. Si se baja, le diremos que se siente. Cuando lo haya hecho le felicitaremos. Se recomienda hacer este ejercicio todos los días durante 5 minutos.
  • Cerrar las puertas de las habitaciones en las que haya camas para que pueda entender que ahí no se puede entrar.
  • Si a pesar de todos nuestros esfuerzos pillamos al perro subido a la cama o al sofá le obligaremos a bajarse con un “no” rotundo.
  • También podemos colocar alguna sábana vieja impregnada en un olor que desagrade a los perros para que cuando se suba a la cama o al sofá se baje. Si relaciona ese sitio con mal olor probablemente no quiera volver a subirse.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados