Periodo de prueba, todo lo que necesitas saber

El periodo de prueba es un tiempo acordado entre la empresa y el trabajador durante el cual cualquiera de las dos partes puede romper el contrato.

Periodo de prueba, todo lo que necesitas saber
La duración va del mes al año, en función del tipo de empresa y del puesto

Es muy común que cuando empezamos en un trabajo nuevo la empresa establezca un periodo de prueba que debemos superar. Si nunca te había pasado y ahora te encuentras en esa situación no te preocupes, es algo habitual. Lo normal es que pase ese plazo y que no ocurra nada.

No obstante, conviene saber todas las características de ese periodo de prueba. Entre ellas, las siguientes:

  • Es un acuerdo entre la empresa y el trabajador que debe quedar reflejado por escrito en el contrato laboral.

 

  • Es beneficioso tanto para la empresa como para el trabajador, puesto que la primera puede ver si el nuevo empleado encaja con la filosofía de la compañía y está capacitado para desempeñar el trabajo que se le ha encomendado. Por su parte, el trabajador también tiene la oportunidad de ver si está a gusto en su nuevo puesto y si el trabajo es realmente lo que se le había vendido.

 

  • Durante ese tiempo, cualquiera de las dos partes puede finalizar la relación laboral sin avisar con antelación ni alegar causa alguna.

 

  • En caso de no superar el periodo de prueba, el trabajador no tiene derecho a ninguna indemnización.

 

  • Está regulado en la legislación española, en el Estatuto de los Trabajadores y en el Real Decreto 1382/1985 (este último es para altos directivos).

 

Cuánto dura el periodo de prueba

También hay que señalar que el periodo de prueba varía en función de los convenios, pero siempre deben establecerse los límites máximos marcados en el Estatuto de los Trabajadores (siempre se pueden negociar a la baja, pero nunca por tiempo superior al marcado por ley). Esta duración varía en función del tipo de empresa y puesto. A saber:

  • Contratos temporales de duración menor a seis meses: un mes.
  • Resto de trabajadores que no sean técnicos y en empresas con más de 25 empleados: 2 meses.
  • Resto de trabajadores que no sean técnicos y en empresas con menos de 25 empleados: 3 meses.
  • Técnicos titulados: 6 meses.
  • Contratos indefinidos de apoyo a emprendedores: un año

 

Derechos del trabajador durante el periodo de prueba

Pero estar en periodo de prueba no significa ser diferente al resto de los compañeros. Durante este tiempo el trabajador debe ser tratado como si fuera un empleado de la plantilla, con todos los derechos y obligaciones que ello acarrea. Incluso se tiene en cuenta a efectos de antigüedad en la empresa.

Por último, es importante recordar que no se puede establecer un periodo de prueba cuando el trabajador ya ha desempeñado las mismas funciones en esa misma empresa (incluidas ETT y subcontratas) con anterioridad.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados