¿Qué es un periodo de consultas entre trabajadores y empresa?

Las situaciones en las que la empresa tiene que realizar medidas que obligan a tener en cuenta a los trabajadores dan lugar a un periodo de consultas.

¿Qué es un periodo de consultas entre trabajadores y empresa?
La comisión negociadora viene regulada en el artículo 41.4 del ET

Las relaciones entre trabajadores y empresa sufren altibajos a lo largo de los años. Normalmente cuando uno entre a trabajar a una compañía todo son buenas caras, ilusiones y el presentimiento de que hemos caído en el mejor sitio posible. Luego, con el tiempo, la ilusión se pierde y nos quedamos con vivir el día a día. Incluso puede que las situaciones laborales cambien. En caso de cambios importantes, la empresa deberá mantener un periodo de consultas con los trabajadores antes de realizarlos.

Estos cambios podrán ser diversos tipos, como movilidades geográficas, despidos colectivos o reducción de jornada. Para que tengan lugar habrá que llegar a un acuerdo en una comisión negociadora formada por representantes de los trabajadores y de la empresa.

Durante este periodo de consultas se intentará siempre llegar a tomar la medida menos gravosa, intentando así que los trabajadores reciban el menor perjuicio posible, aunque no siempre ocurre. Cada reunión de la comisión negociadora deberá reflejar un acta que plasme lo negociado ese día, así como debe ser firmada por todos los presentes.

 

¿En qué situaciones es obligatorio un periodo de consultas?

 

Movilidades geográficas colectivas

Debido a circunstancias económicas, técnicas, organizativas o de producción, la empresa puede enviar a los trabajadores a otro centro de trabajo. Si por este motivo tienen los trabajadores que cambiar de residencia, de forma colectiva, es necesario antes un periodo de consultas.

Se considera colectiva si se trasladan todos los trabajadores, y que estos sean más de cinco. También cuando en un plazo de 90 días se traslade a 10 trabajadores en compañías con menos de 100, en empresas de entre 100 y 300 empleados al 10% y a 30 trabajadores en aquellas empresas con más de 300.

 

Modificaciones sustanciales colectivas

En el caso de que las modificaciones sustancias sean colectivas deberá realizarse un periodo de consultas de quince días. Serán consideradas medidas colectivas si en un plazo de 90 días se modifican las condiciones de 10 empleados en una compañía de 100, del 10% en una empresa de entre 100 y 300 o de 30 empleados en compañías de más de 300.

En el caso de que se trate de una medida individual, que no llega a estos límites, no habrá que realizar periodo de consultas.

 

ERTE

Si se producen situaciones económicas, productivas, técnicas u organizativas, la compañía puede reducir de manera temporal la jornada de los trabajadores, en una horquilla de entre un 10% y un 70% o incluso suspender temporalmente el contrato. La reducción de jornada lógicamente lleva aparejado la reducción de salario.

El periodo de consultas será de un máximo de quince días. Cuando termine la empresa comunicará a los afectados y los representantes de los trabajadores su decisión. Si han pasado más de quince días desde la última reunión del periodo de consultas y no hay comunicación, no se pude realizar las reducción o suspensión.

 

ERE

Por los mismos casos que el ERTE se puede realizar un ERE, que no es otra cosa que un despido colectivo. Para ello será necesario que la empresa quiera despedir en un plazo de 90 días a 10 trabajadores si tiene menos de 100, al 10% si tiene entre 100 y 300, y a 30 si tiene más de 300. También si echa a toda la plantilla cuando son menos de 5 trabajadores y de esta manera termina la actividad de la empresa.

La duración del periodo de consultas irá en función del tamaño de la compañía. Así, será de 15 días si tiene menos de 50 empleados y de 30 día si supera esa cantidad de trabajadores contratados.

 

Inaplicación de los Convenios Colectivos

Puede que una empresa intente no aplicar parte del Convenio Colectivo debido a circunstancias económicas, técnicas, organizativas o productivas. Serían casos relativos a jornadas, trabajo a turnos, horarios, salarios…

 

Cambios durante la sucesión de empresas

Si el trabajador sigue en su puesto de trabajo pero lo que cambia es el empresario, es necesario el periodo de consultas si se pretende con la subrogación implicar alguna media o consecuencia importante para el empleado.

 

El periodo de consultas deberá hacerse con suficiente tiempo antes de que se tomen las medidas. Si se trata de medidas relativas a movilidad geográfica o modificación sustancial, habrá que actuar según los procedimientos correspondientes.

 

Por último comentar que la comisión negociadora debe estar compuesta por representantes tanto de los trabajadores como de la empresa. Normalmente un máximo de 13 miembros por cada parte. Viene regulado en el artículo 41.1 del ET.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados