PER, ¿qué es y cómo utilizarlo para invertir?

PER son las siglas del término inglés Price Earning Ratio, un indicador para valorar acciones, que en español se traduce como Relación Precio/beneficio.

PER, ¿qué es y cómo utilizarlo para invertir?
Es un ratio muy útil para comparar empresas del mismo sector

Así, a bote pronto, lo primero que pensamos cuando leemos PER es el famoso Plan de Empleo Rural, antigua denominación del subsidio para trabajadores agrarios creado por Felipe González en 1986 y destinado a las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura. Polémicas suscitadas con el mismo aparte, que ahora se denomina Plan de Fomento del Empleo Agrario, el PER al que se refiere este artículo no tiene nada que ver.

Está relacionado con términos económicos y financieros. Se trata de un indicador muy popular usado en la valoración de una acción. Con el PER se puede conocer la situación financiera de las compañías en lo relativo a la cotización, acción y cómo es la evolución del mercado.

Las siglas del PER tienen origen inglés, concretamente del término Price Earning Ratio, lo que en castellano puede ser traducido como Relación Precio/Beneficio. Sirve para indicar el número de veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción. Nos indicará el número de años que son necesarios para recuperar la inversión en función de los beneficios de la empresa.  Si es elevado significa que los inversores pagan más por cada unidad de beneficio.

 

¿Cómo calcular el PER?

El valor del PER  se puede calcular al dividir el precio de la  acción por el valor del beneficio neto, donde se descuentan los impuestos. Por ejemplo, si el la acción de una compañía cotiza a 20 € y el beneficio neto por acción que obtiene la misma es de 4 €, el PER será de 5. Siempre es interesante saber qué es el PER para movernos en el mundo financiero.

Puede ocurrir que un PER elevado genere expectativas del valor muy favorables, basándose en posibles beneficios futuros, o bien que lo que ocurra es que la acción esté sobrevalorada, por lo que generalmente su cotización no seguirá subiendo.

También puede ocurrir que una compañía que tenga un PER bajo pueda ser debido a que la acción esté infravalorada y a corto plazo puede aumentar su cotización.

Hay que tener en cuenta que a pesar de un ratio de uso habitual en el mundo financiero, a veces puede resultar engañoso. El PER es una relación entre el precio de las acciones y su beneficio y no siempre sirve para indicarnos bien si debemos invertir en una empresa determinada. Habrá que tener en cuenta qué tipo de compañía es, si es cíclica o no… A lo mejor un PER bajo puede llevarnos a ver una oportunidad e invertir en una compañía, sin embargo igual se encuentra en la antesala de una suspensión de pagos…

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados