Pensiones y planes de pensiones privados ¿Cuál es la diferencia?

Una de las opciones para complementar la pensión de la Seguridad Social cuando llegue jubilación es contratar un plan de pensiones privado.

Pensiones y planes de pensiones privados ¿Cuál es la diferencia?
El dinero metido en el plan de pensiones privado no paga IRPF

El futuro siempre es incierto y más de uno no se preocupa por lo que le pueda ocurrir a tan largo plazo. No obstante, son mayoría los de carácter previsor y estos optan por tomar medidas para el caso de que la pensión que reciban de la Seguridad Social en el momento de su jubilación no les llegue para mucho. El plan de pensiones privado es una de estas medidas.

Lo que ocurre es que gran cantidad de gente piensa que un plan de pensiones es como otra pensión, igual que la que da la Seguridad Social, solo que en este caso de manera privada. Nada de eso. No se trata de una pensión de ese tipo.

 

Diferencias entre pensión y planes de pensiones privados

El nombre del producto es lo que puede llevar a confusión. Al meter el concepto pensión ayuda a pensar que es así. Sin embargo, la pensión de jubilación de la Seguridad Social constituye un pago mensual por un importe que irá en función de las bases de cotización que el trabajador tuviese antes de jubilarse.

Para explicarlo mejor podríamos decir que son las aportaciones que el trabajador y empleadores han pagado con anterioridad para pagar las pensiones de otros que se jubilaban, así como otras prestaciones, por ejemplo el paro de otros trabajadores.

Es posible que el trabajador acabe recibiendo mayor cantidad de la que aportó, ya que la mensualidad por jubilación es ilimitada, y si el beneficiario de esa pensión vive muchos años cabe la posibilidad de que se diera esta situación. Obviamente, estos casos son compensados con otros muchos que no son así.

En cambio, un plan de pensiones privado se basa en aportar cantidades de dinero mensualmente en un fondo de pensiones, con la característica de que el dinero no se puede sacar nunca hasta la jubilación. Existen sin embargo situaciones excepcionales para poder sacar el dinero de un plan de pensiones antes de tiempo. En el caso habitual de mantener el capital hasta el final, éste se podrá sacar bien todo de golpe, bien poco a poco, hasta que se acabe.

El dinero que se mete en un plan de pensiones privado no tiene que pagar IRPF. Por ejemplo que si en un año gana un trabajador 18.000 euros y aporta 2.000 euros al plan, cotizará al IRPF sólo como si hubiese ganado 16.000 euros. Sin embargo, cuando llegue el momento de la jubilación y saquen ese dinero, sí tendrán que pagar el IRPF.

El dinero aportado cada mes es flexible en el plan de pensiones. Sí, pero hay que tener en cuenta que si aportamos un mes menos, o poco a poco menos, a la hora de la jubilación, esa llamada pensión complementaria tendrá el importe de lo que exactamente hayamos aportado durante todos estos años. Y hay que tener en cuenta que normalmente cada año que pasa se incrementan los precios y si aportamos poco, recibiremos también poco.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados