Patatas panaderas, receta para la guarnición perfecta

Las patatas panaderas son una guarnición ideal para complementar cualquier comida, sobre todo carne o pescado al horno.

Patatas panaderas, receta para la guarnición perfecta
Solo tenemos que meterlas en el horno durante 30 minutos y listo

Las patatas siempre son un buen recurso para cuando creemos que nos vamos a quedar cortos de comida. Yo, en mi caso, siempre hago patatas panaderas con el pescado al horno o el pollo asado si no tengo nada preparado para poner delante. En mi casa nos encantan y a mí no me dan nada de trabajo.

Pero también podemos ponerlas como guarnición con cualquier otra comida o cuando nos llega un invitado de última hora con el que no contábamos. En este caso las haremos directamente en el horno y en abundancia, porque es de esos platos que comemos sin poder parar.

Ingredientes para las patatas panaderas

En la receta que daremos a continuación no pondremos medidas, pues todo dependerá del número de comensales. Podemos calcular una patata por persona y una cebolla por cada dos patatas.

  • Patatas
  • Cebollas
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal

 

Elaboración de las patatas panaderas

Como vemos, los ingredientes solemos tenerlos siempre en casa. Una vez dicho esto, recordamos que las patatas panaderas se caracterizan por estar cortadas en rodajas fijas. Así que lo que haremos en primer lugar será pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en rodajas finas, ya sea con el cuchillo o con la ayuda de una mandolina.

A continuación las escurrimos, les echamos la sal y las colocamos en una fuente de horno. Echamos sobre ellas la cebolla, previamente cortada en juliana, y espolvoreamos con el perejil picado. Añadimos un chorrito de vino blanco, un buen chorro de aceite de oliva e introducimos en el horno (previamente precalentado) a 180 grados durante unos 30 minutos. Servimos calientes.

Patatas panaderas al microondas

Hasta aquí la receta tradicional de patatas panaderas al horno. Pero si queremos darle nuestro toque personal y diferente también podemos añadir una pizca de pimienta, ajo en rodas o incluso pimiento verde cortado en juliana.

También hay quien fríe las patatas antes de meterlas en el horno o quien las hace directamente en el microondas. En este último caso el proceso será mucho más rápido, ya que la cocción apenas llevará 10 minutos.

El procedimiento es el mismo: colocamos las patatas en rodajas junto con el resto de ingredientes en un bol apto pata microondas, tapamos con papel film, hacemos unos agujeritos con ayuda de un palillo y ponemos a máxima potencia durante 10 minutos. El resultado final no será el mismo que en el horno (no saldrán con ese color dorado tan irresistible) pero el sabor es parecido.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: