Pasos para conseguir una dieta vegana equilibrada

Las probabilidades de éxito en mantener una dieta vegana equilibrada aumentan si la rebaja del consumo de carne es paulatino, hasta que desaparece.

Pasos para conseguir una dieta vegana equilibrada
El nuevo menú diario debe aportar las mismas proteínas y aminoácidos

Para muchísima gente, hacerse vegano significa dar un paso muy importante en su vida. Se trata de renunciar a una serie de alimentos con los que ha crecido para sanear el cuerpo en pos de una nutrición adecuada con sus nuevas ideas.

Carnes, pescado, huevos, lácteos o cualquier alimento de procedencia animal constituyen sustentos prohibidos en la etapa que empieza ahora. Sin embargo, para conseguir una dieta vegana equilibrada, deberán estructurarla de manera que todas aquellas proteínas y aminoácidos que el cuerpo necesita y que anteriormente provenían de la carne, ahora también estén cubiertas.

Para no flaquear con la continuidad de dieta a lo largo del tiempo, el vegano novel debe ser consciente de su iniciativa y constante en el desarrollo de su ejercicio.

Por ello deberá ser fuerte ante tentaciones en la soledad de la despensa, así como ser capaz de rechazar cortésmente las invitaciones de familiares y amigos de compartir suculentos platos de carne o pescado con los que unas semanas antes disfrutaban de lo lindo.

Con la idea de hacer más llevadero el camino iniciático para conseguir una dieta vega equilibrada y constante, os dejamos una serie de pasos a seguir para evitar una posible renuncia.

 

Cómo hacer una dieta vegana equilibrada


 

1. Correcta información de los nutrientes que el cuerpo necesita

Convertirse en vegano significa que uno se preocupa por su alimentación. No se trata sólo de comer alimentos de origen no animal.

Debemos ser conscientes de la necesidad de una nutrición saludable, por lo que es fundamental que nos informemos antes de todo sobre los beneficios y problemas que pueden causar determinados alimentos, al igual que los nutrientes necesarios para que el metabolismo funcione correctamente.

Ese saber aportará seguridad a la hora de cumplir con la dieta.
 


2. Abandono paulativo de carne y pescado

Una de las mejores maneras de afianzar las bases de la nueva filosofía vegana es ir abandonado poco a poco el consumo de alimentos como la carne y el pescado.

Nada de cortes radicales de un día para otro. De esta manera, cuerpo y mente se van acostumbrando y al cabo de un tiempo su presencia desaparecerá del menú sin que apenas nos demos cuenta.
 


3. Motivación por los cambios beneficiosos experimentados 

Es un impulso importantísimo para lograr nuestro objetivo de llevar una dieta vegana equilibrada. Tras un tiempo rigiéndonos por ella, en el cuerpo se producirán una serie de cambios beneficiosos que servirán de motivación fundamental para continuar con la dieta.

Poco a poco nos sentiremos más ligeros, ya que las digestiones serán menos pesadas. Además, la energía fluirá de una manera natural, dando lugar a una mayor facilidad de concentración.
 


4 Reformulación de recetas de toda la vida

Muchos piensan que una dieta vegana equilibrada es insípida y aburrida, lo que lleva a algunos a abandonar sus intenciones iniciales de seguir una dieta de este tipo. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Una manera de hacer atractiva la dieta es utilizar recetas de siempre, las de toda la vida de casa, pero reformulando los ingredientes de las mismas.

Podríamos llamarlo reformulación de recetas veganas. Así, se pueden hacer lasañas de vegetales en lugar de carne picada, incluso hamburguesas de lentejas…
 

5 Hacer ejercicio

Un paso o consejo que vale para cualquier tipo de dieta que se siga. No por evidente debemos olvidarlo. El ejercicio diario facilita la fijación del calcio en los huesos y mejora el estado general de la salud.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados