Pasos para comprar un coche en Alemania de segunda mano

80 millones de habitantes, salarios altos y poco paro hace que cambien mucho de vehículo y sea rentable comprar un coche en Alemania de segunda mano.

Pasos para comprar un coche en Alemania de segunda mano
La ITV se empieza a pasar a los 3 años, es cuando deciden comprar otro

Lo que es la vida. Hubo un tiempo en el que gran número de españoles doblaban en sus maletas la pobreza y el fracaso junto a sus esperanzas, y partían con todo ello hacia la fría Alemania en busca de un futuro que les negaban en su propio país.

Con los años, los que retornaban a sus pueblos, aunque sólo fuera de vacaciones, henchían sus pechos triunfadores luciendo el mítico mercedes de segunda o cuarta mano, pero que representaba el éxito logrado.

El mundo siguió cambiando, pero aún se da el caso de comprar un coche en Alemania de segunda mano. 

El regreso al hogar con un buen coche con el que fardar ante los vecinos y conocidos ya no es como antes.

Más que nada porque de nuevo los jóvenes han tenido que emigrar otra vez al mismo sitio para intentar ganarse el jornal que aquí resulta casi imposible debido a la crisis.

Sin embargo, pese a las complicaciones económicas de esta época, sale rentable comprar un comprar un coche en Alemania. 
 

Pasos para comprar un coche en Alemania de segunda mano


Hay que tener en cuenta que Alemania tiene 80 millones de habitantes, cuando su superficie es el 65 % de España. Tienen poco paro, unos sueldos altos, y los fabricantes de las grandes marcas ofrecen un 30% de descuento a sus empleados, por lo que antes de llegar a la primera ITV, que es a los tres años, cambian de coche.
 
1. En primer lugar buscaremos en internet el modelo que nos interese y se ajuste a nuestro presupuesto. En el mercado de usados (Gebrauchtwagenbörse) encontremos las diferentes opciones de marcas, modelos, precios, kilometraje, el estado donde lo buscamos o el código postal.
 
2. Una vez localizado el coche concreto o la zona donde hemos visto más ofertas, nos tenemos que desplazar allí, bien conduciendo nuestro coche o por otro medio de transporte. Lo normal es ir en avión y volver conduciéndolo, aunque también existen empresas de transporte que traen el coche a España en un camión, por cerca de 500 €. 
 
3. Una vez en Alemania, los concesionarios oficiales pueden tardar varios días en entregar el coche, por lo que, si vamos con el tiempo justo, es mejor que tengamos localizados varios posibles vendedores por la zona. Si se compra el coche un compra-venta, te tienen que facilitar la garantía mecánica de un año.

También la ley les exige que indiquen si el coche ha sufrido algún accidente. Normalmente los coches tienen un cartel que reza Unfallfrei, lo que significa que está libre de accidentes, o bien nicht, que indica que sí ha tenido.
 
4. En cuanto a la compra y documentación debemos saber lo siguiente: Es bueno informarnos en nuestro banco cuál es la mejor manera de pagar en Alemania. Bien en metálico o mediante transferencia Swift, siempre que nuestro banco pertenezca a este sistema. El IVA aparece en la compra, por lo que no hay que pagarlo en España. Al comprarlo hay que pasar por la inspección técnica, que te suele buscar el concesionario.

Si se trata de un particular deberemos encargarnos nosotros de encontrar el centro autorizado. En el compra-venta los gastos de gestoría están incluidos en el precio.

Si se compra a un particular, además del pasaporte hacen falta:
  1. Certificado de revisión general apto.
  2. Certificado de revisión de gases apto.
  3. Papeles del coche.
  4. Certificado internacional del seguro.
  5. Certificado de seguro temporal.
 
La gestión de la matriculación se hace en unos minutos. Hay que sacar unas placas provisionales cuya vigencia aparece en los laterales.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados