¿Sirven los parches de nicotina para dejar de fumar?

Los parches de nicotina son uno de los recursos más empleados para dejar de fumar. Si son útiles o no, depende de la experiencia personal de cada uno.

¿Sirven los parches de nicotina para dejar de fumar?
Reducen el síndrome de abstinencia poco a poco, hasta que finaliza el tratamiento

Cuando queremos dejar de fumar probamos toda clase de trucos y remedios. Uno de ellos son los parches de nicotina. Debido a que contienen esa sustancia, se supone que deberían reducir los síntomas provocados por la abstinencia.

En cuanto a su efectividad para dejar de fumar, científicos y especialistas aún no han llegado a un consenso claro. Algunos estudios, como el publicado en la revista Medical Hypotheses, concluyen que los parches de nicotina no son la solución a largo plazo para dejar de fumar, sino una ayuda temporal.

 

Ventajas de los parches de nicotina

Quienes los han probado tampoco consiguen ponerse de acuerdo. Basta con preguntar a las personas de nuestro entorno y echar un vistazo a los foros para ver que mientras unos han conseguido acabar con el vicio gracias a los parches de nicotina, a otros no les han servido para nada.

Pero lo cierto es que los parches de nicotina son uno de los recursos más empleados para dejar de fumar. Entre sus ventajas se destacan las siguientes:

  • Proporcionan una dosis limitada de nicotina. De esta forma los pacientes reciben la sustancia más adictiva pero no se meten en el cuerpo alquitrán ni monóxido de carbono.
  • Ayudan a reducir el síndrome de abstinencia.
  • La dosis de nicotina se va reduciendo gradualmente, hasta que concluye el tratamiento.

 

Desventajas de los parches de nicotina

No obstante, hay especialistas que recomiendan utilizarlos solo en personas con una alta adicción (más de 10 cigarrillos al día). También puede ocurrir que provoquen efectos secundarios, como irritación de la piel, mareos, diarrea, dolor de cabeza o malestar estomacal.

Además, antes de usarlos debemos estar seguros de que no tenemos alergia a la cinta adhesiva o a los componentes de los parches. Si estamos tomando medicamentos, aunque sea un paracetamol, debemos informar al médico. Tampoco puede aplicarse en mujeres embarazadas ni fumar mientras se usen.

 

Aplicación de los parches de nicotina

A la hora de ponerse los parches de nicotina hay que colocarlos directamente sobre la piel (en una zona sin pelo, limpia, seca y donde no le dé el sol) durante 24 horas y cambiarlos todos los días, mejor a la misma hora. Y siempre hay que usar la dosis recetada por el médico. Normalmente se pueden usar entre 6 y 20 semanas.

En caso de que se nos olvidé aplicar una dosis, debemos poner la siguiente lo antes posible o esperar hasta que nos toque otra si falta poco tiempo.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: