Pantalón corto en el trabajo, ¿por qué está mal visto?

Pantalón corto en el trabajo, una vestimenta fresca e informal para el verano usada por algunos empleados y que suele tomarse como falta de seriedad.

Pantalón corto en el trabajo, ¿por qué está mal visto?
Si es un puesto cara al público da mala imagen a la empresa

El calor de los últimos tiempos está resultando terrible para el común de los mortales. El mercurio de los termómetros parece que se ha venido arriba y no hay manera de que nos dé cuartel. A la hora de ir a trabajar es un infierno lo de ponerse la armadura (traje de chaqueta) aunque suelen dar dispensa en algunos sitios, pero de ahí al pantalón corto en el trabajo hay un abismo.

Tener que llevar traje en el trabajo puede resultar incómodo, pero sin duda dejamos de preocuparnos por la mañana con las diversas combinaciones posibles así que se pone uno la equipación y listo. Cierto es que una buena percha, o al menos correcta, hace mucho y no a todos los que trabajan con traje les queda bien o saben llevarlo. Las voces en contra sobre los comerciales con trajes cutres que dan mala imagen tendrían que pensar que seguramente de paisano irían igual de mal.

Para los que hemos tenido que trabajar a menudo de traje en oficinas y despachos, ir de chaqueta no deja de ser un uniforme. Pero al menos da cierta presencia por parte de la empresa e iguala a compañeros. Cuando llega el verano y el calor aprieta, las empresas con normas de vestimenta estrictas suelen permitir ir más frescos, tipo pantalones chinos y polos.

En las empresas que no son tan estrictas con el vestuario no suele haber problemas cuando algunos miembros del personal masculino deciden ponerse pantalón corto. Con las mujeres no hay problema ya que sus modelos de verano son más variados y saben perfectamente lo que pueden ponerse o no. Sin embargo, el pantalón corto en el trabajo que puede llevar una mujer no sería igual de bien visto si lo llevase un hombre. Somos más sota caballo y rey, y tenemos dos opciones: o pantalón largo como siempre o pantalón corto, para algunos.

 

Por qué no pantalón corto en el trabajo

 

 

Más que nada porque muestra una imagen de poca seriedad, aunque el empleado sea la persona más eficiente de la empresa. Tanto si se trabaja cara al público como si la labor se desarrolla en un despacho perdido, hay compañeros con los que se trata y pueden sentir una falta de respeto hacia ellos vistiendo así.

Si uno entra en una gestoría un quince de julio interesado en contratar unos servicios y nos recibe un tipo en pantalón corto, pues como que la seriedad de la empresa suele quedar en entredicho para el cliente medio.

Quizá puede resultar drástico pero la experiencia demuestra que cuando una empresa deja libertad absoluta en la estética de los empleados los modelitos que salen a relucir pueden dar miedo. Los que hemos trabajado en empresas que hacían eso que llaman casual fridays, donde los viernes se puede ir más informal, podemos dar fe de lo que puede cambiar una persona de un día para otro. Además, del pantalón corto en el trabajo se pasa rápidamente a las chanclas…

Cierto es que los nuevos tipos de empresas, sobre todo las creadas por gente joven relativas a internet, diseño o audiovisuales no se preocupan de la estética de sus empleados sino de sus capacidades y de lo que pueden aportar a la compañía. Es otra concepción, tan respetable como la de la compañía a quien no le gusta que sus empleados lleven pantalón corto en el trabajo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados