5 Maneras de pagar menos por tus deudas

Los préstamos siempre hay que abonarlos, pero existen maneras de pagar menos por tus deudas, aunque la cantidad no disminuya, se hacen más asumibles.

5 Maneras de pagar menos por tus deudas
Se puede negociar con el banco un cambio de condiciones

Quien más quien menos termina teniendo alguna trampilla a lo largo de su vida. Las circunstancias no siempre vienen bien dadas y cuando no hay dinero en la cuenta para hacerles frente, no queda otra que pedir un préstamo. La cuestión es intentar no acumular muchos pues si no podemos acabar con el agua al cuello. Si esto ocurre, existen maneras para pagar menos por tus deudas.

Pues sí, siempre hay una solución para todo. En este caso no hablamos de dejar de pagar la deuda, que eso lamentablemente no ocurre nunca. Sin embargo, siguiendo una serie de ideas se pueden reducir los costes mensuales generados por los préstamos en activo. Si consigues pagar menos por tus deudas igual es posible sanear una economía mermada y recuperarte en un tiempo.
 

Formas de para pagar menos por tus deudas

 

1.  Negociar con el banco el cambio de condiciones

Cuando se trata de préstamos de larga duración, como puede ser un préstamo hipotecario, se suelen revisar anualmente con el fin de actualizar las condiciones del mismo a las nuevas circunstancias, tanto familiares como del mercado. Un momento magnífico para intentar negociar una modificación ventajosa de tipos de interés, seguros vinculados o comisiones.

Mediante la novación se permite extinguir el préstamo actual y volver a realizar otro con la misma entidad bancaria pero en condiciones más favorables. Sin duda es una manera de intentar pagar menos por tus deudas.

2.  Ampliación del plazo del préstamo

Opción lógica que plantea el banco cuando ve que a su cliente le cuesta pagar las cuotas. De esta forma se alarga el plazo de amortización, bajando la cantidad de las cuotas mensuales, dando así un respiro al cliente asfixiado. El inconveniente es que con la ampliación se pagarán intereses durante más tiempo y al final se pagará más dinero en total.

3.  Solicitar un periodo de carencia

Otra forma de pagar menos por tus deudas. Con el periodo de carencia el capital de la deuda no se amortiza, tan solo los intereses. La cuota inicial es mucho más baja, pero el problema es que según pase el tiempo deberemos pagar más dinero ya que los intereses de años sucesivos serán mayores. Es una solución destinada a clientes con situaciones transitorias en las que no tienen liquidez.

4.  Reunificación de deudas

Se trata de aglutinar todas las deudas existentes en un único préstamo hipotecario de la vivienda habitual. La reunificación de deudas permite pagar una sola cuota mensual, de importe más reducido que la suma de todas, aunque a la larga se termina pagando más al ampliarse el plazo de amortización. Es muy utilizada en casos de sobreendeudamiento.

5.  Amortizar la deuda aportando parte de los ahorros

Una buena manera de pagar menos por tus deudas. La cuota mensual a pagar se verá reducida y resulta muy interesante en el caso de que la comisión establecida por la cancelación anticipada sea pequeña o incluso no exista. Dependerá ya de cada cliente si lo que queremos es reducir cuota mensual o plazo de amortización.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados