Orzuelo y tratamiento: disminuye la hinchazón de tu ojo

Orzuelo y tratamiento más adecuado son dos conceptos que a veces no van juntos y da lugar a que en vez de mejorar empeoremos nuestras molestias.

Orzuelo y tratamiento: disminuye la hinchazón de tu ojo
No hay que tocarlo para evitar así extender la infección

De repente nos levantamos un día y descubrimos asustamos cómo nuestro párpado está abultado y el ojo medio cerrado. Para dramatizar más el asunto, ese mismo día tenemos una importante entrevista de trabajo, un evento social o esa esperada cita con la persona que nos gusta.

Pues nada, que no hay manera, el párpado no lo levantamos ni con la ayuda del gato hidráulico del coche. Es el momento de asumir el problema y hacerle frente al orzuelo y tratamiento correspondiente. 

El orzuelo no es otra cosa que una inflamación de determinadas glándulas sebáceas ubicadas en las pestañas o en los párpados. Lo más normal es que esta inflamación sea debida a las bacterias de la especie estafilococo, aunque también es posible que la causa se deba a otros patógenos, al estrés o a cambios hormonales.

Su curación completa puede durar hasta 20 días, aunque no se trata de una dolencia grave, lo único es que resulta dolorosa y muy antiestética. 

 

Síntomas de un orzuelo


 
  • Molestia al parpadear
  • Se enrojece la zona afectada
  • Sensibilidad a la luz
  • Escozor o dolor en la zona afectada
  • Aparición de un pequeño punto amarillento o rojizo similar a un grano que esté a punto de drenar
  • Sensación de arena en el ojo

El orzuelo puede ser interno o externo. El externo es una inflamación en el párpado, como un grano, que suele drenar de manera espontánea y se cura rápidamente.

El interno es más molesto. Es también como un grano, pero éste no está en el borde del párpado, sino más para adentro. Tarda en drenar. Si no mejora en los 10 primeros días, es recomendable recibir supervisión médica. 

A continuación hablaremos del orzuelo y tratamiento más adecuado para aquellos casos corrientes en los que no es necesaria la visita al médico. 

 

Orzuelo y tratamiento natural para su cura


 

# 1. Con agua tibia

Un clásico. Hervimos agua y la dejamos enfriar hasta que esté tibia. Humedecemos con ella un pañuelo limpio lo ponemos sobre el párpado afectado unos 10 minutos. Cada vez que se enfríe el pañuelo humedecemos de nuevo. La idea es que el proceso facilite el drenaje del pus.
 


# 2. Con una bolsa de té

Como hicimos con el agua tibia pero en este caso con una bolsita de té. Los taninos que poseen las hojas del té ayudan a la cura. Hay que dejar la bolsita 10 minutos sobre el orzuelo cada día, hasta que el incómodo visitante desaparezca. 
 


# 3. Con perejil 

La misma fórmula de las anteriores, únicamente variando los ingredientes. Si ponemos perejil fresco un una tacita con agua hirviendo, el líquido resultante, humedecido en un pañuelo limpio ayudará a bajar la inflamación y la sensibilidad del párpado.

Se puede hacer al levantarnos y antes de acostarnos. 
 

Recomendaciones

  1. Antes de utilizar cualquier medicamento consultar con el médico, pues la zona es muy sensible y requiere ser revisada por un profesional.
  2. Nunca hay que tocar, pinchar o frotar el orzuelo ya que puede dar lugar a que se extienda la infección. 
  3. La zona del orzuelo debe estar en condiciones higiénicas óptimas, para evitar empeorar la infección. 
  4. Nada de maquillaje ni de lentillas hasta que el orzuelo haya desaparecido.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados