Olla de cocción lenta: todo lo que necesitas saber

¿Todavía no tienes una slow cooker en casa? Conoce más sobre esta olla de cocción lenta y descubre por qué la necesitas con urgencia en tu cocina.

Olla de cocción lenta: todo lo que necesitas saber
Cocina sin prisa pero con sabor

Una olla de cocción lenta te permitirá cocinar deliciosos y sabrosos platos, como los que hacia tu abuela, sin necesidad de invertir prácticamente tiempo en su preparación.

Sí, sí, como lo oyes. A simple vista parece una maravilla de la cocina, y la verdad es que esta olla esconde algunos secretos que te harán la vida mucho más fácil.

La slow cooker es lo opuesto a la olla a presión, cocina a bajas temperaturas, sin prisas, y durante largos periodos de tiempo. Pero sin duda lo mejor de este electrodoméstico es que cocina solo, así que mientras preparas un guiso de lo más elaborado no tendrás la necesidad de vigilar la cocción en ningún momento.

¿Crees que estamos ante el último invento culinario? Pues no. De hecho, en Estados Unidos las ollas de cocción lenta son un electrodoméstico más de la cocina desde hace más de 40 años. Sin embargo, en Europa estas ollas son todavía un desconocido.

 

Olla de cocción lenta: cocina lenta para ahorrar tiempo y dinero

 

¿Cómo funciona una olla de cocción lenta?

Las ollas de cocción lenta se componen de una carcasa de metal y un recipiente extraíble de cerámica con una tapa. De este modo, la carcasa de metal se conecta a la corriente eléctrica, calentando así la olla extraíble guardada en su interior.

Normalmente, estas ollas tienen varias funciones que se pueden programar a través de un mando manual o de un panel digital, dependiendo del modelo.

El termostato puede alcanzar una temperatura máxima de 100ºC, teniendo la olla tiene dos posiciones principales high y low, aunque en los últimos modelos también existe la opción warm para mantener la comida caliente. Algunas ollas incluso permiten programar los tiempos de cocción o vienen con wifi para poder conectarla a tu dispositivo móvil.

¿Qué tipo de recetas puedo elaborar?

Una olla de cocción lenta nos permite preparar prácticamente cualquier receta. Algunos de sus clásicos son los platos de cuchara, los guisos, los estofados, pues la carne queda muy tierna y sabrosa, o incluso los asados.

Sin embargo, las posibilidades de la olla no se quedan ahí, también nos permite preparar tartas, bizcochos y otros postres, sin necesidad de encender el horno.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Al cocinar a baja temperatura todos los líquidos que se evaporan se condensan en la tapa de la olla, manteniendo así todos los sabores y las vitaminas.
  • Los alimentos reducen menos su peso y su tamaño.
  • Permite cocinar con antelación sin necesidad de vigilar la comida.
  • Puedes programarla para tener lista la comida cuando quieras.
  • Al ser una olla eléctrica, su consumo es mínimo, lo que también permite que se puedan cocinar por más tiempo sin que tu factura aumente a final de mes.

 

¿Dónde puedo comprar una olla de cocción lenta?

La CrockPot es la olla de cocción lenta más popular del mercado, aunque existen numerosos modelos y tamaños.

Lo más recomendable a la hora de comprar una slow cooker es tener claro para qué la vas a utilizar y para cuántos comensales vas a cocinar. De este modo, encontrarás el modelo que más adapte a tus necesidades.

Actualmente, en Amazon puedes encontrar distintos modelos de ollas de cocción lenta a buen precio. En España, El Corte Inglés también comercializa algunos modelos, como por ejemplo, este más clásico desde apenas 55,20€.

¿Y tú? ¿Te animas a incorporar esta maravilla a tu cocina?

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados