Objetos perdidos: ¿realidad o mito?

¿Has olvidado tu móvil nuevo o esa mochila repleta de apuntes de la última asignatura de la carrera en el autobús? No desesperes, en las oficinas de objetos perdidos son ese gran bazar donde los sueños pueden hacerse realidad. 

Objetos perdidos: ¿realidad o mito?
¿Sirven para algo las oficinas de objetos perdidos?

Todos en alguna ocasión hemos extraviado algún objeto de valor: el móvil, las gafas, la cartera etc. En ocasiones nos ocurre en la calle, en los transportes públicos, en el taxi, en alguna tienda o incluso en el aeropuerto.

La gran mayoría de esos artículos nunca aparecen. Los amigos de lo ajeno suelen aprovechar la coyuntura y quedarse con ellos. 

Otras muchas de estas pertenencias, sin embargo, van a parar a las distintas oficinas de objetos perdidos que existen.

Ayuntamientos, empresas de transporte, estaciones, aeropuertos y algunas empresas suelen contar con este tipo de departamentos donde se pueden depositar aquellos artículos que nos hemos encontrado fortuitamente.

Otra opción es entregarlos en alguna comisaría de policía. 
 

¿Es posible encontrar ese artículo extraviado?



Pero, ¿son realmente útiles las oficinas de objetos perdidos? ¿Encontramos las cosas que perdemos? En esto como en todo en la vida, cada uno habla de la feria como le va en ella.

Está la señora que perdió las gafas de ver en un autobús de línea en Madrid y tuvo la inmensa suerte de encontrarlas, sin un rasguño, en la oficina de objetos perdidos de la empresa de autobuses

Y también están todos aquellos que olvidaron la cartera llena de documentos importantes en un taxi, o la tablet en el banco y nunca más volvieron a saber de ellos.

A tenor de lo que se escucha en la web, son muchos más los que nunca recuperan lo perdido a pesar de entregarse con fervor a la oración. 

 


Oraciones para recuperar objetos perdidos

Sí, porque aunque parezca increíble muchos de nosotros confiamos más en San Antonio, patrono de las cosas perdidas, que en las oficinas de objetos perdidos

No obstante, también es verdad que muchas veces damos por extraviado algo antes de tiempo, sin ni siquiera intentar probar suerte en alguna de las oficinas de objetos perdidos de nuestra ciudad
 




Paraguas, smartphones, abrigos

Aunque por el volumen de artículos que acumulan, las probabilidades deberían ser mucho más altas de lo que pensamos.

Paraguas, smartphones, abrigos, mochilas, tablets, guantes o bufandas son las pertenencias extraviadas más habituales. 

 


Dentaduras postizas, sillas de ruedas

Pero no las únicas, en las oficinas de objetos perdidos puedes llegar a encontrarte casi de todo: un pollo asado o una dentadura postiza descubrieron dos taxistas en sus coches.

El aeropuerto de Londres, por ejemplo, fue el lugar elegido para olvidar una bolsa de diamantes, 50.000 libras en metálico y hasta varios juguetes eróticos.

¿Puede alguien perder una silla de ruedas, una bombona de butano o incluso una olla exprés? Sí, al menos en Madrid parece que todo es posible y la oficina municipal de objetos perdidos está habituada a recibir artículos de todo tipo.

 


El almacén de los sueños

Visto lo visto, si no encontramos las pertenencias que perdemos es porque no nos empeñamos demasiado en su búsqueda.

Las oficinas de objetos perdidos han demostrado ser ese almacén donde es posible encontrar lo inimaginable. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados