Normativa sobre los préstamos online, según el Banco de España

Antes de pedir préstamos online, el Banco de España aconseja leer con detenimiento el contrato para evitar sorpresas.

Normativa sobre los préstamos online, según el Banco de España
Cuidado con los intereses de los créditos rápidos

En los últimos años se ha multiplicado enormemente la oferta de créditos y préstamos personales con unas condiciones que muchas veces son ignoradas por buena parte de los consumidores. La necesidad por conseguir dinero rápido lleva la mayoría de ocasiones a una desesperación que no trae nada positivo.

La principal característica de estos créditos es precisamente esa, la rapidez con que son aprobados. Normalmente abundan en internet y están al alcance de un clic, por lo que debemos navegar con precaución y saber perfectamente dónde dejamos nuestros datos personales.

Los préstamos online reducen los trámites y gestiones necesarios para su concesión al mínimo. Esto también dificulta la capacidad de reacción del consumidor, que una vez haya hecho su solicitud tiene muy poco tiempo para echarse atrás. Por tanto, lo más importante es tomar la decisión después de pensarlo mucho.

 

NORMATIVA SOBRE PRÉSTAMOS ONLINE SEGÚN EL BANCO DE ESPAÑA


 

Si vas a comprar un mueble, un coche o cualquier otro bien material para el que necesites pedir un préstamo, el Banco de España te recuerda que esta solución es fácil de conseguir pero acaba saliendo más cara. ¿Por qué? Sencillamente, porque el tipo de interés es más alto que en el caso de los préstamos hipotecarios.

Como cliente, si se te concede un préstamo recibirás una determinada cantidad de dinero a cambio de devolver su importe íntegro más los intereses correspondientes. Este pago se efectúa a través de las llamadas cuotas, de carácter periódico.

El importe de estos préstamos no suele ser muy elevado y se caracterizan por la rapidez con la que son aprobados, a veces en menos de 24 horas.

En internet, los préstamos online se han convertido en reclamos publicitarios muy comunes. “Consigue hasta 3.000 euros en sólo 24 horas. Transferimos el dinero a tu cuenta bancaria. Sin explicaciones. Fácil y cómodo. Pincha aquí.” ¿Quién no lee constantemente estos anuncios en multitud de páginas web?

Si te puede la tentación o la curiosidad y pinchas sobre estos anuncios verás que la oferta cumple con lo prometido. Para solicitar este tipo de préstamos únicamente hace falta el DNI, una nómina, algún recibo del domicilio del solicitante y un número de cuenta en la que se va a ingresar el dinero. Nada más.

 

SUS CARACTERÍSTICAS

Efectivamente, no hace falta dar explicaciones de por qué solicitamos un préstamo online. Y es un proceso rápido, sencillo y confidencial. Son sus ganchos para llamar la atención. Tampoco hace falta una comisión de apertura o estudio previo de las condiciones del crédito, algo que es habitual en la concesión de préstamos hipotecarios.

Sin embargo, la sorpresa llega más adelante: con la devolución del dinero prestado más los intereses. El tipo de interés es muy elevado, y puede incluso duplicar el ofrecido a los clientes habituales de entidades financieras.

 

CONSEJOS DEL BANCO DE ESPAÑA

  • Antes de solicitar un préstamo online, estudia detenidamente sus condiciones y valora si realmente te compensa. Compara con otras ofertas de características similares.

  • Asegúrate de entender a la perfección todas las cláusulas del préstamo. Si hay algún dato que no entiendas, solicita más información para aclarar todas tus dudas. No des tu consentimiento hasta entonces.

  • Planifica tu situación financiera para no incurrir en futuros impagos o sobreendeudamientos.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados