¿No soportas las uvas de Nochevieja?

Descubre las mejores alternativas a las uvas de la suerte y celebra este ritual de la Nochevieja acompañando a las campanadas de fin de año con un sustituto para esta fruta

¿No soportas las uvas de Nochevieja?
Alternativas para acompañar las campanadas de fin de año


La Navidad está a la vuelta de a esquina y como cada año ya son muchos los que planean ir a comerse las uvas de la suerte a la Puerta del Sol al son de las doce campanadas de la última noche del año. Sin embargo, este ritual no es seguido por todos al pie de la letra, ya que existen algunas personas que no comen uvas.

Si tu eres de esos que busca una alternativa a las uvas de la suerte porque no te gusta esta fruta, te sienta mal, eres alérgico, no soportas su sabor, odias su textura, o simplemente has llegado tarde al mercado y este año te has quedado sin doce uvas con las que acompañar a las campanadas, tenemos preparadas algunas alternativas que te pueden agradar más que las uvas y que sirven igualmente para cumplir con la tradición siempre que no seas supersticioso. ¿Quieres saber cuáles son?


Alternativas a las uvas de Nochevieja


¿Por qué comemos uvas en Nochevieja?

Existen varias teorías sobre el origen de las uvas de la suerte, pero son dos las más sonadas. Una se remonta al año 1909, momento en el que en Alicante se dio una buena cosecha de uva y debido al excedente de producto durante ese año, se decidió crear esta tradición para dar salida a todo el género.

La otra teoría data de finales del siglo XIX en Madrid, donde las clases menos pudientes se juntaban en la Puerta del Sol para parodiar a las clases burguesas de la época mientras comían uvas y bebían champán, como hacían las clases burguesas en sus casas durante la última noche del año.

Independientemente del origen de las uvas de la suerte, en la actualidad este ritual ya supone una tradición muy arraigada en todos los hogares de la geografía española, por lo que la última noche del año son pocos los que no acompañan las campanadas de las doce míticas uvas de la suerte.

Sin embargo, existen algunas personas que sustituyen las uvas por otro alimento, pero continúan cumpliendo con la tradición del mismo modo.
 

Alternativas a las uvas de la suerte

Si no te van las uvas y no eres supersticioso, estas son algunas de las alternativas con las que puedes acompañar las doce campanadas:

  • Cambia las uvas por las pasas. No son las uvas de la suerte pero podrían haberlo sido.

  • Utiliza otra fruta. Lo más común es utilizar gajos de mandarina, granos de granada, frambuesas, arándanos o moras debido a su pequeño tamaño.

    Otra opción es sacar con una cucharilla doce bolitas de cualquier otra fruta de mayor tamaño y consumirlas como si de las uvas de la suerte se tratase.

  • Los más golosos preferirán cambiar las doce uvas por gominolas, como tradicionalmente hacen los estudiantes de Salamanca durante la famosa Nochevieja Universitaria.

  • Si eres amante del chocolate y las uvas no son lo tuyo, seguramente ya hayas hecho el cambiazo por este dulce durante más de una Nochevieja.   

  • Los frutos secos también son otra maravillosa opción para cambiar las por las uvas de la suerte.


Las opciones son tan infinitas como los gustos de las personas, pero recuerda que independientemente del sustituto que elijas para las uvas de la próxima Nochevieja, es importante que vayas con cuidado y precaución para no atragantarte y así poder comenzar el año con buen pie. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados