¿En qué debemos fijarnos si optamos por neumáticos usados?

El 75% de los accidentes en carretera causados por las cubiertas deben achacarse a la utilización de neumáticos usados, según la DGT.

 ¿En qué debemos fijarnos si optamos por neumáticos usados?
Hay que comprobar la antigüedad y que no tengan deformaciones ni cortes

Seguimos con nuestra serie de artículos dedicados a los neumáticos. Ya sabemos cuáles son los mejores y hemos hablado de los peligros de optar por gomas muy baratas. Pues bien, hoy vamos a centrarnos en los neumáticos usados

Aunque puede que a ti nunca se te haya pasado por la cabeza comprar gomas de segunda mano para tu vehículo, cada vez son más las personas que lo hacen. Es una opción barata y cuando estamos apurados no pensamos muy bien en las consecuencias. 
 

Antigüedad y garantías de los neumáticos usados


Como ya hemos dicho lo que puede ocurrir si compramos neumáticos usados, solo nos queda tratar de aprender pequeños trucos para ver si están en buen estado. 
 
  • Fijarnos en la fecha de fabricación. Hay un grupo de cuatro dígitos y los dos últimos indican el año. Los dos primeros, la semana de fabricación. Están en el lateral de la goma y van detrás de la palabra DOT. Lo ideal es que las cuatro ruedas tengan una antigüedad parecida. Además, aunque el neumático en sí no tiene fecha de caducidad, es recomendable que no tenga más de 10 años.
 
  • Identificar los códigos impresos para comprobar que son compatibles con nuestro vehículo. A saber: anchura, altura (relación entre la altura del perfil y la anchura del neumático), llanta (el diámetro tiene que coincidir con el de la nuestra), índice de carga (peso que puede soportar: 90,91...) y código de velocidad (velocidad máxima que puede soportar: V, W, X, Y...). Estos también deben coincidir en las cuatro ruedas.
 
  • En ruedas del mismo eje, el dibujo también tiene que coincidir. 
 
  • Comprobar que no tengan deformaciones ni cortes.
 
  • Los neumáticos fabricados a partir del 1 de julio de 2012 tienen que llevar una etiqueta con información sobre la eficiencia en consumo de combustible, la adherencia en superficie mojada y el ruido de rodadura exterior. 
 
  • La marca de profundidad para pasar la ITV debe tener 1,6 mm como mínimo, pero lo recomendable es no bajar de los 2 mm.

Un último dato antes de acabar: La DGT calcula que el 75% de los accidentes en carretera causados por las cubiertas deben achacarse a la utilización de neumáticos de segunda mano.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados