¿Qué hacer si tu jefe quiere negociar la indemnización de tu despido?

Las relaciones con los jefes no siempre son idílicas y a menudo una de las partes salta y termina aquella relación laboral. Si el jefe es el que nos despide, la indemnización por despido deberá ser mirada con lupa.

¿Qué hacer si tu jefe quiere negociar la indemnización de tu despido?
Seguramente nos ofrecerá una cantidad inferior a la que nos corresponde por derecho

Trabajar es tanto un derecho como un deber. Gastamos gran parte de nuestra vida en realizar, o intentar realizar esta tarea, convertida en la fuente de ingresos con la que hacer frente a los habituales gastos para la supervivencia, y algún que otro lujo, si sobra.

Sin embargo, las relaciones con los jefes no siempre son idílicas y a menudo una de las partes salta y termina aquella relación laboral. Si nos marchamos voluntariamente, hartos del trabajo, jefe y empresa, no hay ningún problema. En cambio, si el jefe es el que nos despide, la indemnización por *despido* deberá ser mirada con lupa.

El jefe nos ofrecerá una cantidad inferior a la que nos corresponde.

Igual nos parece un importe alto y que nos resuelve muchos problemas, pero si hacemos cuentas es evidente que falta mucho dinero por el tiempo de trabajo y los servicios prestados.

El jefe siempre buscará ahorrarse la mayor cantidad de dinero posible en el despido, y sabe que cierta cantidad de dinero tapa muchas bocas. Corresponde al trabajador hacer frente a una situación injusta.

Cómo actuar ante una negociación por indemnización de tu despido

Aunque estemos hartos de nuestro jefe y el dinero ofrecido por el despido nos venga de maravilla en ese momento, hay que tener en cuenta que seguramente nos tienen que pagar más aún.

El jefe se aprovecha de nuestra necesidad y gastos fijos que hay que hacer frente mientras no tenemos trabajo. Pero si somos capaces de aguantar cuando ofrecen la indemnización de tu despido, tendremos tiempo de hacer números.

Para calcular nuestra indemnización, como indica el Estatuto de los Trabajadores, tendremos que saber la antigüedad de nuestro contrato o contratos, así como el salario correcto según convenio. Por ejemplo, hay camareros cuyo jefe les paga 1.000 €, cuando según convenio debería cobrar 1.300 €. Si tenemos esto en cuenta, la indemnización por despido aumentaría su importe.

Cuando tengamos estos datos en nuestro poder, o bien en el del asesor que nos ayude en este caso, podremos negociar con nuestro jefe solicitándole mayor cantidad y evitar así llegar a los tribunales. Tenemos las de ganar, pero no debemos conformarnos con lo primero que nos ofrezcan, sino pelear por lo que es nuestro.

Imaginad que le corresponde a un trabajador por indemnización por despido 18.000 €, pero el jefe le ofrece 8.000 € únicamente. Sin embargo el trabajador consulta a sus asesores y le indican la realidad. Seguramente el jefe negocie hasta llegar a 10.000 € o 12.000 €, pero será el trabajador el que decida si acepta eso, pida 15.000 € o espere al juicio donde le pagarán lo que corresponde verdaderamente por despido.

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: