¿Necesitas dinero rápido y fácil? Es posible

Cuando hablamos de dinero rápido y fácil, la mayoría piensa en asuntos ilegales o poco claros. Lo cierto es que existen otras opciones a tu medida.

¿Necesitas dinero rápido y fácil? Es posible
Soluciones legales y a tu medida

Todos queremos tener más dinero, e incluso, muchas veces asumimos compromisos que, sabemos que no conseguimos cumplir de forma tan holgada como nos gustaría. Sabemos, también, que existen opciones que nos permiten tomar estos riesgos, pero, muchas veces, creemos que estás opciones son más milagrosas de lo que realmente son.

Aunque estas cuatro palabras juntas (dinero rápido y fácil) parezcan un alivio para nuestros males, tenemos que tener mucha atención a cosas como ¿Es realmente posible? ¿Me conviene? ¿De qué se habla exactamente? Vamos con calma, ¡Tomate tu tiempo y concéntrate!

¿Dinero rápido y fácil es posible?


Sí y no, es una forma de decirlo. Existen opciones de préstamos, créditos, etc. que permiten obtener este dinero que necesitamos de forma rápida, fácil y segura. Estas cantidades no son regaladas. Son préstamos momentáneos que, dependiendo del contrato, deberán ser devueltas a la entidad que las puso a disposición.

¿Cuáles son las opciones que tenemos a nuestra disposición?


Para obtener este dinero rápido y fácil, debemos tener claro qué es lo que necesitamos, cuáles son nuestras verdaderas posibilidades y, sobretodo, qué estamos, o no, dispuestos a hacer para cumplir con nuestra parte del contrato. Así siendo, las opciones son:

Préstamos garantizados


También llamados préstamos a largo plazo, se efectúan cuando se solicita el préstamo de una cantidad de dinero que es un poco abultada, por un lapso de tiempo alargado, lo que conlleva a un menor valor en los intereses, a la hora de devolverlo.

Por norma, solo se aceptan este tipo de préstamos cuando se tratan de bienes como propiedades (casa, futuro negocio, etc.) y el contrapunto se sitúa en el valor de tu propiedad. Este valor, llamado comúnmente de hipoteca, figura como tipo de aval y sin él no sería posible el contrato.

Préstamos no garantizados


También llamados de préstamos a corto plazo, es la forma de obtener dinero rápido y fácil como en la forma anterior, pero en una proporción menor y sin necesidad de usar un aval. Esta no vinculación, no implica que se pueda faltar al pago sin ninguna consecuencia.

Créditos rápidos o microcréditos


Cada vez más usados, y con cada vez más pedidos, esta forma de obtener dinero rápido y fácil, es la solución puntual que, las entidades, ofrecen a personas que, en un momento puntual, y por cualquier motivo, quedan en una situación de insuficiencia económica.

Tendrá igualmente un plazo de devolución, que no deberá superar los 30 días, y con un determinado interés, que es determinado por la entidad en cuestión. La diferencia radica en la rapidez y agilidad con la que es atribuido al cliente, por norma no excede las 24horas.

¿Y después?


Es importante que, si vas a hacer algún pedido de dinero rápido y fácil de este tipo, tengas en cuenta tus deberes. No pagar a tiempo los préstamos, o créditos, te resultará en una gran pesadilla. Esto porque podrás quedar registrado como un mal cliente, y los intereses se acumulan.

Nuestro consejo es que, si estas en alguna de estas situaciones y tienes intenciones de adquirir uno de estos, habla con tu gestor, con algún entendido de la materia (de preferencia de confianza), y compara con calma y responsabilidad todas las opciones.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados