¿Necesitas arreglar tu persiana? Te decimos cómo hacerlo

Arreglar tu persiana es más sencillo y económico de lo que piensas si sigues algunas ideas y tutoriales online como estos que te damos en las próximas líneas.
 

¿Necesitas arreglar tu persiana? Te decimos cómo hacerlo
Puedes hacer tú mismo cualquier arreglo



En la decoración de interiores modernos, las persianas son cada vez más elegidas en detrimento de las tradicionales cortinas. Su estética simple hace que sean una elección siempre acertada en cada vez más hogares.

Pero uno de las principales desventajas que tiene en relación a las cortinas es que suelen dañarse con mayor frecuencia. Por eso debes estar consciente que si las eliges, probablemente deberás aprender a hacer arreglos cada cierto tiempo.

Por suerte para ti, nosotros ya hemos hecho parte del trabajo con algunas ideas y tutoriales con los que puedes arreglar tu persiana con mayor facilidad de lo que puedes llegar a imaginar.
 


Arreglar tu persiana en casa con unos sencillos pasos


En líneas generales, los pasos que deberás seguir para arreglar tu persiana siempre serán los que vamos a enumerar a continuación, ya que la mayoría de los productos disponibles tienen un funcionamiento similar.

Pero antes, te dejamos un completo tutorial para reparar una persiana.




Y aquí los pasos simplificados por si eres un hacha del bricolaje.

 
  • El primer paso para arreglar tu persiana casi siempre pasa por quitar – con mucho cuidado – la tapa de la persiana.
 
  • Si es la primera vez que lo haces, fíjate cómo está encajada la persiana para que sepas como debas colocarla una vez que la hayas reparado y sea momento de volver a colocarla en la ventana.
 
  • Una vez que hayas entendido como va encajada, la retiras completamente – una vez más, con mucho cuidado – y la colocas en un lugar que te permita trabajar con comodidad.
 
  • Ahora es un buen momento para revisar todas las partes de la persiana, incluso aquellas en las que no se vean daños a simple vista.
 
  • Cuando hayas encontrado las piezas que debes substituir es momento de arreglar tu persiana. Casi siempre lo único que debes hacer es quitar la pieza y remplazarla con una nueva.
 
  • ¿Ya lo hiciste? Ahora fíjate en las demás para ver que la has puesto bien.
 
  • Vuelve a colocar la persiana, encájala como habías visto en el paso dos y asegúrate que funciona como debe.
 
  • Ya has terminado el arreglo, ahora sólo debes poner la tapa del cajón.
 


Consejos para cuidar tu persiana


Necesitarás arreglar tu persiana mucho menos si sabes cuidarla.

Puedes hacerlo siguiendo estos consejos:
  • No uses demasiada fuerza para abrir o cerrar la persiana.
  • No dejes que pase demasiado tiempo sin subirla o bajarla.
  • No abras ventanas cuando haya corrientes muy fuertes de viento, ni abras la ventana con las persianas cerradas.



Recomendaciones al comprar tus persianas


 
Es una buena idea que pienses en el trabajo que te puede dar arreglar tu persiana desde el mismo momento en el que la eliges y la compras.

Nuestras recomendaciones son estas:
 
  • Da preferencia siempre a modelos sencillos que sean más fáciles de entender en su funcionamiento, de esta manera necesitarás menos experiencia y habilidades cuando sea el momento de repararlas.
 
  • Cuando compres tu persiana, nunca está de más comprar piezas adicionales de repuesto, especialmente cuando se trata de un modelo más original y poco común.
 
  • No elijas siempre el precio más económico si el mismo se debe a que estás comprando un producto de menor durabilidad.
 
  • A menos que tengas experiencia arreglando persianas, es siempre mejor que elijas modelos hechos de materiales más resistentes, esto te permitirá que las reparaciones sean más fáciles de hacer.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados