Muslos de pollo rellenos de jamón y queso, listos en 40 minutos

Cocinar muslos de pollo rellenos siempre es una opción genial para todos los gustos. Sigue paso a paso nuestra receta con jamón y queso, y toma nota de otras combinaciones para el futuro.

Muslos de pollo rellenos de jamón y queso, listos en 40 minutos
Un plato que gusta a todos

La parte más deliciosa y tierna del pollo son sus muslos, y junto a las alitas son uno de los entrantes y platos más populares en nuestra cocina.

Aunque hay muchas recetas con pechuga, las posibilidades de los muslos y contramuslos van a dar un toque más original en la mesa para nuestros invitados.

La estrategia a seguir para hacer unos exquisitos muslos de pollo rellenos es sencilla. En este caso vamos a optar por una de las recetas más clásicas, con jamón serrano y queso.

Además de gustarle a todo el mundo te permitirá aprender para cocinar futuras combinaciones con otros ingredientes al gusto.


Receta para unos jugosos muslos de pollo rellenos de jamón y queso


INGREDIENTES (4 raciones)

  • 4 muslos de pollo deshuesados (pídeselo al carnicero)
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 4 lonchas de queso semicurado
  • 1 cebolla tierna
  • 2 tomates
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de pollo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen


PREPARACIÓN

  1. El primer paso es siempre limpiar bien el pollo, y colocar el relleno. Metemos con cuidado las lonchas de jamón y queso en cada uno de los 4 muslos que van a ser las raciones. Salpimentamos al gusto, y utilizamos un cordel de cocina para sujetarlos.
  2. Ahora vamos a ir realizando el sofrito. Cortamos los tomates y la cebolla en taquitos, y vamos removiendo en la sartén hasta que adquieran un tono dorado, con cuidado de no quemarlos.
  3. Cuando el conjunto esté casi pochado, añadimos los muslos de pollo junto al vasito de vino blanco para que se hagan juntos. Vamos removiendo hasta que se haga el pollo, y si nos gusta con caldo, podemos añadir un vaso del de pollo o verduras.
  4. Una vez listo, ponemos cada muslo en un plato y lo regamos con el caldito y el sofrito por encima. ¡Aprovecha mientras esté caliente!


¿Qué otro tipo de rellenos hay?

El arte de cocinar unos muslos o contramuslos de pollo rellenos consiste en encontrar el relleno que más se adapte a tus gustos. No dudes en experimentar una vez te hagas con la receta en casa.

Algunas de las combinaciones más comunes son:
  • Las ciruelas, nueces y el bacon para los rellenos, darán un contraste exquisito.
 
  • Usar distintos tipos de cava o incluso brandy para el relleno, junto a un queso sabroso como el roquefort.
 
  • Rellenar el pollo con otros tipos de carne como la ternera o el lacón, junto con champiñones y vino tinto o rosado.

Cuando pruebes este plato de muslos de pollo rellenos, lo primero que vas a notar será un sabor intenso que se deshace en la boca.

Esta receta te permitirá experimentar y crear tus propias sensaciones, añadiendo hierbas, salsas y verduras que den el toque deseado.

Si te gusta la cocina, tienes un reto por delante que hará las delicias de todos.
.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados