Música para trabajar, ¿es bueno o malo?

Si escuchamos música para trabajar seremos más productivos. Descubre el estilo musical recomendado para ti en función de tu profesión.

Música para trabajar, ¿es bueno o malo?
El rock se puede escuchar casi en cualquier puesto de trabajo

Escuchar música nos relaja, reduce el estrés, estimula nuestro cerebro, facilita el sueño, es buena cuando queremos meditar… ¿Pero qué ocurre si ponemos música para trabajar? ¿Nos ayuda a concentrarnos o por el contrario nos distrae? Supongo que hay opiniones de todo tipo. A mí, por ejemplo, no me gusta trabajar con música porque soy de las personas que necesitan silencio, pero puede que a ti no te moleste.

Incluso hay personas que son mucho más productivas si escuchan música para trabajar. De hecho, hay estudios que defienden que la música aumenta la motivación y la productividad siempre y cuando se elija el tipo de música adecuada para la tarea que estemos desempeñando en ese momento.

¿Cuál es la mejor música para trabajar?

escuchando-musica-trabajo

La compañía Sonos the Wireless Hi-Fi System publicó en su día esta infografía que resume muy bien cuál es el estilo de música adecuado para cada trabajo. Para ello se basaron en las investigaciones publicadas. Y nosotros hemos tomado como referencia ese trabajo, además de otros estudios.

A continuación explicaremos cuál es la mejor música para trabajar, dependiendo del tipo de trabajo.

  • Música para trabajos activos: se requiere música que aumenten la energía, como el rock, heavy o dance.
  • Música para trabajos creativos: las mejores opciones son la bossa nova, el jazz, la música ambiental, la música barroca y la clásica.
  • Música para trabajos repetitivos: pide ritmos como los del jazz, chill out o jazz, ya que ayudan a la concentración.
  • Música para quienes se pasan de pie la mayor parte de la jornada laboral: rock (rock clásico, hard rock o heavy metal) como regla general. Pero dependiendo de la profesión, el tipo de música puede variar.

– Deportistas y atletas: punk, punk-rock, rap, hip-hop y rock and roll. A evitar oldies o polka.

– Trabajadores de la construcción: rock clásico y heavy metal. Deben evitar la música clásica, barroca y de ambiente.

– Bartenders o baristas: salvo el punk y el heavy metal, pueden escuchar casi cualquier estilo musical. Se recomienda: rock clásico, country, dubstep, indie, jazz, oldies, pop, reggae y rock.

  • Música para quienes están en la carretera: Para los taxistas o conductores de autobús es recomendable pop, oldies, jazz o música clásica/barroca (prohibido el heavy metal). En cambio, los camioneros no deberían escuchar música ambiente. Mejor rock, heavy metal, punk, techno y dubstep.

Las únicas profesiones para las que no hay límite de estilos musicales es para las personas que trabajan con números y, evidentemente, para los empleados de tiendas de música.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados