Multas de Hacienda: las infracciones más comunes

Cuando el fisco detecta algo incorrecto enseguida activa su maquinaria para abrir una investigación. Estas son las multas de Hacienda más comunes. 
 

Multas de Hacienda: las infracciones más comunes
Existen varios niveles de infracción.



La Agencia Tributaría puede investigar a empresas y a particulares cuando ésta tiene dudas sobre la información aportada en sus declaraciones.

Las multas de Hacienda se clasifican según el tipo de infracción cometida. Sigue leyendo para descubrir cuáles son las infracciones y multas más frecuentes del fisco español.
 

INFRACCIONES QUE ORIGINAN MULTAS DE HACIENDA


La Agencia Tributaria tiene en cuanta 2 motivos para que una persona o entidad sea inspeccionada:
 
  • Infracción por ocultación de datos:

Se produce cuando el o los implicados no presentan declaraciones a Hacienda. También se producirá cuando las declaraciones presentadas incluyan hecho u operaciones ficticias, con datos falsos o incompletos sobre cualquier informe presentado a Hacienda.
 
  • Infracción por uso de medios fraudulentos:

A) Anomalías sustanciales en la contabilidad y en libros de registro.
B) Empleo de facturas o justificantes falsos o falseados, que representan un más de un 10% de la base de la sanción.
C) Utilización de personas o empresas interpuestas.
 

Tras la inspección, el contribuyente, además de pagar la liquidación correspondiente, también tendrá que abonar a una sanción económica. Las multas de Hacienda van en proporción al tipo de infracción cometida, por ello se clasifican en: leves, graves y muy graves.
 


TIPOS DE MULTAS DE HACIENDA 

MULTAS DE HACIENDA MUY GRAVES

Las multas de Hacienda de carácter “muy grave” se dan por:
 
  • La utilización de medios fraudulentos.
  • Cuando la infracción haga referencia a cantidades retenidas y el importe sea igual o superior al 50% de la base de la sanción.

Algunos ejemplos pueden ser: no comunicar el número NIF o no comunicar correctamente los datos del pagador.

Los contribuyentes deberán pagar la liquidación pertinente, así como una multa que será entre el 100% y el 150% del valor no ingresado en la autoliquidación en la que se ha detectado la infracción.
 


MULTAS DE HACIENDA GRAVES

Estas sanciones se generarán cuando:
  • Cuando la base de la sanción es igual o superior a 3.000 euros y en Hacienda a detectado ocultación de datos.
  • Cuando la infracción hace referencia a cantidades retenidas y el importe es igual o superior al 50% de la base de la sanción.
  • Cuando la contabilidad presentada es incorrecta y ésta supone entre un 10% y 50% de la base sancionadora.
  • Uso de documentos, justificantes y facturas falsos, que superan el 10% de la sanción.
 
En las multas de Hacienda consideradas “graves”, el contribuyente tendrá que abonar la liquidación pertinente y pagar una sanción mínima del 50% sobre el valor de la infracción. En función del caso, la sanción puede ascender al 100%.
 


MULTAS DE HACIENDA LEVES

Este tipo de multas se darán cuando:
  • La base de la sanción sea inferior o igual a 3.000 euros, exista o no ocultación de información por parte del contribuyente.
  • La base de la sanción sea superior a 3.000 euros pero no exista ocultación de información.
 
Las personas que comentan estas infracciones deberán abonar una multa proporcional al 50% de la cantidad no ingresada por Hacienda. 
 

También te puede interesar:


 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados