Las mejores empresas para mudanzas internacionales

Lo primero es realizar una comparativa de las mejores empresas de mudanzas internacionales. Hay comparadores online que pasan varios presupuestos.

Las mejores empresas para mudanzas internacionales
Haz un inventario con todo lo que llevas. En aduanas te lo van a exigir

Si afrontar una mudanza es ya de por sí un proceso engorroso y estresante, imagínate tener que llevarte tus cosas fuera del país. ¡Menos mal que existen empresas especializadas en mudanzas internacionales! Y no son pocas.
 

Compara las empresas de mudanzas internacionales


Por eso, antes de elegir una lo mejor es hacer una comparativa de las mejores empresas de mudanzas internacionales. 
 
  • Mudanzas al extranjero. El comparador te envía una comparativa de 5 empresas y te calcula un presupuesto gratis. Solo hay que poner la ciudad de origen y la de destino y esperar que nos llegue la respuesta. Aseguran que el ahorro en mudanzas internacionales puede llegar al 40%.
 
 
  • OneEntry.com. También ofrecen transporte de cargas, servicios de almacenaje o guardamuebles y logística. 


Consejos para hacer mudanzas internacionales


Al margen de elegir la empresa que mejor relación calidad/ precio tiene, antes de contratarla debemos buscar opiniones sobre ella. Sobre el papel puede parecer una opción excelente, pero nadie mejor que otros clientes para saber si funciona bien o no. Otros consejos que no podemos dejar pasar por alto son los siguientes:
 
  • Establece un presupuesto y, si te pasas, vete quitando cosas hasta que te ajustes a él. Comprueba también cuánto te cuesta llevar cada cosa porque probablemente te salga más caro transportarla que comprar una nueva.
 
  • Si no vas a llevarte muebles, compara los precios de las compañías de mudanzas internacionales con los costes de facturar bultos extra en el avión.
 
  • Aunque la compañía tenga un seguro, no está de más que asegures la mercancía por tu cuenta.
 
  • Haz un inventario con todo lo que llevas. En aduanas te lo van a exigir.
 
  • Los documentos importantes y los objetos de valor llévalos contigo y, a ser posible, en el equipaje de mano.
 
  • Si te gusta tener las fotos de tus seres queridos a mano, empieza a digitalizar tus álbumes y deja los de papel en casa.
 
  • Respira hondo y ármate de paciencia. Las mudanzas pueden llegar a ser muy estresantes y seguro que acabas discutiendo con todo el mundo. Pero eso es algo que nos ha pasado a todos.
 
  • Entérate de la política de entrada de mercancías en el país de destino ya que puedes encontrarte con que has pagado por transportar algo que luego no está permitido. Por ejemplo, hay países, como Australia, donde los bienes de patrimonio histórico (obras de arte, sellos, monedas, objetos arqueológicos, minerales, etc.) deben tener un permiso de importación.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados