Motos clásicas como inversión, las más rentables

Motos clásicas para los amantes de las dos ruedas,  la mejor opción para satisfacer su afición por pilotarlas así como hacer una inversión rentable.

Motos clásicas como inversión, las más rentables
En scooters, las vespas antiguas son muy demandadas

Sentir el viento en el pecho, tumbar la moto en la curvas, el placer de darle bien al gas… Son sensaciones que sólo se pueden disfrutar a lomos de un buen caballo de hierro, que diría un apache también para dirigirse a estos ingenios mecánicos, no sólo para referirse a una locomotora. Quien más quien menos envidió alguna vez al chulito de la clase cuando aparecía en el colegio con su Vespa o Yamaha TZR y todas las niñas suspiraban por sus huesos.

Aquella época igual se le escapó, sin embargo, ahora puede adquirir motos clásicas de los 80 con la que solventar problemas pendientes del pasado, amén de convertirse en una efectiva inversión. Estás son algunas de las motos consideradas de coleccionista, cuyo valor es siempre seguro.

Motos clásicas de los 80, disfruta de tu inversión

Hubo por aquellos tiempos infinidad de motos, pero algunas han pasado al imaginario colectivo tras recordarlas del colegio, verlas en las películas de la época o sufrir alguna caída tonta cuando las conducía o iba de paquete. Así están las Montesa, Puch Condor, Yamaha TZR, Honda CBR o las Vespas de toda la vida.

Entre las más cotizadas actualmente tenemos a las motos clásicas Ducati 900 SS y Moto Guzzi Le Mans 850. Grandes motos que siempre han dado muy buenos resultados. A nivel inversión, parece que los fans de las Ducati 900 SS están dispuestos a gastarse mucho más dinero en ellas que los de las Guzzi.

Otras que son muy cotizadas son las motos clásicas superdeportivas de dos tiempos, algo que ya no se ve, de ahí su valor. Están las de 500, como la Yamaha RD o la Suzuki RG, cuyo valor mínimo ronda los 9.000 euros, mientras que otras dos tiempos como la Yamaha RD 350 pueden venderse por unos 3.000 o 4.000 euros si se mantienen en buen estado y con sus piezas originales, bajando hasta 1.000 euros si han sido muy retocadas. Hay que tener en cuenta que estas motos clásicas son ya de por sí caras, por lo que probablemente no sufrirán mucha más revalorización de la actual.

Otra clásica es la Honda RC 30, para coleccionistas más selectivos. Hay disponibilidad de recambios en el mercado y su pilotaje es relativamente asequible para un aficionado medio. Como sucedía con las de dos tiempos, al ser cara, no se espera gran revalorización en el futuro. El precio por el que se están comprando, en buen estado, ronda los 18.000 euros. Sí, es un precio alto, pero siempre hay gente dispuesta a comprarla si dentro de un tiempo queremos venderla.

Para terminar, una moto clásica que nunca pasa de moda: la Vespa. Un servidor disfruta aún de su Vespa 125 PK de 1989, la cual sigue dando guerra y aunque lleve dos meses en el garaje sin cogerla, la arranco fácilmente con dos patadas. En segunda mano raro es la que, en buen estado, baje de 1.500 euros. A mí me tientan a menudo con ofertas interesantes, pero de momento nada. Una vespa es una vespa.

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados