Moqueta en casa ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Estas ventajas y desventajas de instalar en tu hogar una moqueta pueden orientarte, aunque la decisión final dependerá de tus necesidades y prioridades.

Moqueta en casa ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?
El clima, la limpieza y la decoración son los principales motivos para decidirse

El uso de la moqueta es evidente: cubrir o revestir el suelo de la casa. Su finalidad es conseguir confort pero también llega a ser una cuestión estética. En este sentido, hace la función de aislante ante un clima frío, además, permite caminar sin necesidad de llevar calzado. Y la variedad de su acabados ofrece un sinfín de posibilidades en la decoración de tu hogar.

Pero el mantenimiento de una moqueta es complicado. Requiere de una atención especial y aunque sólo necesite limpiarse habitualmente con una aspiradora, hay que tratar con rapidez y eficacia las manchas. Por ello, la elección de instalarla o no depende de diversos factores.

¿A favor o en contra de la moqueta en casa?


Inconvenientes

Empezamos por los argumentos en contra, destacando en primer lugar la incomodidad o imposibilidad de poner una moqueta en una región donde predomine el calor. En este sentido, la moqueta incrementa la temperatura de la estancia de la casa donde esté instalada.

El mantenimiento que implica es otro de los motivos que puede llevarnos a elegir otro tipo de acabado para los suelos de nuestro hogar. También es necesario tener en cuenta que los diferentes tipos de materiales disponibles en la actualidad en el mercado demandan soluciones a medida a la hora de su limpieza, ya que unos se limpian con más facilidad que otros. En cuanto a las manchas, las más problemáticas, como pueden ser las del café, el barro o la tinta exigen medidas especiales que funcionarán siempre y cuando se actúe rápido.

Del mismo modo, el exceso de humedad puede propiciar la aparición de moho. Es también un buen entorno para la acumulación del polvo y la proliferación de ácaros si no se realiza una limpieza regular.

Ventajas

Volviendo a la climatología, la moqueta es un recurso ideal como aislante del frío, por lo que el lugar en el que residas y su temperatura habitual puede ser una de las claves que te ayuden en tu elección: probablemente la descartes si vives en el sur, o te venga genial si resides en el norte. En cualquier caso, es muy utilizada también como zona de recreo de los más pequeños de casa que están aprendido a caminar. Por lo que una solución intermedia puede ser colocarla sólo en ciertas estancias de tu hogar (como el cuarto de juegos, o una parte acotada de tu salón). Otra de sus posibilidades es que en la actualidad son muy fáciles de poner, por lo que puedes plantearlo incluso como una solución temporal, y deshacerte de ella en ciertas épocas del año en las que no te resulte útil, casi de forma similar a cómo utilizarías una alfombra.

Además del confort, la moqueta es un buen elemento decorativo. Su variedad de materiales, como lana, nailon, poliéster, acrílico o fibras vegetales, ofrecen una amplia gama de posibilidades y una instalación muy sencilla. Por el mismo motivo, es también un producto asequible a cualquier bolsillo, en función del material empleado.

A pesar de manchas más difíciles de limpiar, no precisa más atención que quitar el polvo con la aspiradora de manera habitual, evitando el desarrollo de los ácaros.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados